Silencio sepulcral en el Camp Nou

El Real Madrid se lleva una ventaja casi definitiva del Camp Nou con un sólido 3-1 a su favor, poniendo todas las apuestas a su favor para llevarse la Supercopa Española. No solo fueron superiores en el marcador, sino que redondeando el trámite del partido fue un merecido resultado que refleja lo que ocurrió en la cancha.

Barcelona,España .- Por parte del Madrid se daría la mayor sorpresa, dejando en el banco a Crisitiano, teniendo en cuenta que se incorporó mas tarde a la plantilla, debido al compromiso que tuvo con su selección en copa Confederaciones. De esta manera arriba estarían solamente Bale junto a Benzema y Isco Alarcón fungiendo como enganche, mientras que Kovacic tomaría el lugar del suspendido Modric en el tridente del medio campo.

El Barcelona se decantaría por Deulofeu para ocupar el socavón que dejó Neymar al salir al PSG y Aleix Vidal regresaría al lateral derecho en un partido oficial, después de haber sufrido una ruptura de meniscos que lo dejaría fuera de las canchas por más de seis meses.

Comenzaban un tanto imprecisos los cules y en cuanto tenían la bola el Madrid, ejercían una presión alta. Isco desahogaba dicha asfixia a base de la magia que el malagueño posee en sus botines, pero no pasaba a más.

Pasaban los primeros 10 minutos y el juego era ríspido, no había un claro dominador y en consecuencia ninguna aproximación clara en los arcos.

Él barca comenzaba a explotar las bandas, sobre todo ante la insistente subida de Aleix Vidal, para empezar a tocar la puerta del tico Keylor Navas.

Al minuto 20 el partido ya comenzaba a dar tintes de clásico. Casemiro era amonestado tras una fuerte barrida a Messi, lo cual con el roll tan físico que juega el brasileño, le apercibía de manera importante.

Los locales comenzaban a asociarse de mejor manera y tomaban el control del ritmo de juego.

Pasaban los minutos y no pasaba realmente nada, concluiría el primer tiempo sin mucho que destacar en ninguno de los dos combinados.

Great result – but still 90 minutes to go for the next title!

A post shared by Toni Kroos (@toni.kr8s) on

Comenzaría el segundo tiempo con los mismos 22 que iniciaron.

Tan solo 4 minutos después de haber comenzado el complemento caería el primer gol.

Isco filtraba hacia Marcelo por la banda, este mismo llegaba a línea de fondo y sacaba un centro raso que se encontraba con la barrida de Pique, desviando el balón a propia portería. El central español se llevaba las manos a la cabeza a sabiendas que es un partido en el que el gol de visitante influye notablemente en el marcador final.

Una vez habiendo recibido el balde de agua fría, inmediatamente los catalanes arremetían hacia al frente con un par de aproximaciones interesantes por la banda de Deulofeu.

El Madrid también se hacía notar con una contra que dejaba en inferioridad numérica a los azulgranas, 4 contra 2. Abrían el balón hacia Benzema, que se quitaba la marca de Pique y cedía hasta el lado opuesto para Carvajal, que remataba a placer, sin embargo se encontraba con una heroica barrida de Jordi Alba.

En tan solo 10 minutos del segundo tiempo, ya era mucho más interesante que los previos 45.

Al minuto 58 al fin entraría Cristiano por Benzema. Del otro lado también moverían sus piezas, con la entrada de Denis Suarez en lugar de un muy discreto Deulofeu.

Los siguientes 5 minutos se daría otro cambio, esta vez por lesión. Kovacic salía tocado e ingresaba Asensio. Nuevamente Valverde hacia mover también el banquillo, con la entrada de Sergi Roberto por Iniesta.

El trámite era muy equilibrado siendo un partido de ida y vuelta muy atractivo para el espectador.

Cristiano hacía temblar al Camp Nou, marcando un gol que era anulado estando en un claro fuera de lugar. Inmediatamente el lusitano se hacía notar en el partido.

Minuto 75 y tras un rebote a tiro de Messi, Suarez entraba solo para encontrarse con el achique de Keylor Navas tratando de superarlo con un sombrero. El tico para apreciación del árbitro, derribaba al delantero uruguayo y así dando la pena máxima al Barcelona.

Messi cobraba de manera contundente al lado inferior derecho del arquero, poniendo el empate.

Al 80, vendría el de siempre. Cristiano enfrentaba a Pique por la banda, cerraría hacía el centro y metería un soberbio bombazo que batía a Ter Stegen. El 7 festejaba desprendiéndose de su playera, haciendo crecer su leyenda en el Campo Nou y vaya de que manera.

Dos minutos después, el mismo Cristiano sería polémicamente amonestado por presuntamente fingir una caída para provocar un penal, resultando en la segunda amarilla para el portugués, ya que había sido previamente amonestado por festejar quitándose la playera. Los merengues se quedaban con diez y pierden una pieza clave para el próximo partido.

Estando por acabar el encuentro, la nueva perla del Madrid pondría un gol más a lo que ya era un resultado difícil de levantar para el Barcelona. Asensio recibiría el balón abierto,  fuera del área y dejaba entrar la bola hacia su izquierda para meter un tiro con un efecto endemoniado a la horquilla. Realmente difícil de describir con palabras la clase de tiro que sacó el ariete español.

El Barcelona no dio un mal partido, pero no se le ve ni cerca de ser un sólido conjunto, contrario al Madrid que tiene infinidad de variantes para convertir. Se ve realmente difícil una posible remontada este próximo miércoles, pero afortunadamente en este deporte nada está escrito.

The following two tabs change content below.
Daniel Cepeda Iniesta

Daniel Cepeda Iniesta