Situación con nativos se ha agravado en Argentina

Argentina.- La disputa del Gobierno con las comunidades de los pueblos originarios en el país continúa, y cada día se torna más grave por las medidas que se están tomando hacia esta población, sumándole desapariciones, líderes presos, entre otras situaciones que se han generado en los últimos años.

En Argentina están ocurriendo varias situaciones que simplemente generan que la relación entre el Gobierno y estos pueblos cada día sea más grave. En regiones como Corrientes están ocurriendo presiones hacia los nativos; en la Patagonia hay mucha represión hacia los Mapuche; mientras que en Misiones existe mucha violencia y en Jujuy incluso han llegado a amenazar de muerte a estas comunidades.

Adolfo Pérez Esquivel– conocido por haber obtenido el Premio Nobel de la Paz– reveló que es como si pareciera que la “Campaña del Desierto continúa con otros rostros”, es decir, para él mantienen los objetivos, pero siguen marginando, persiguiendo, robando y matando a los pueblos nativos (por no mencionar que todavía siguen presos Facundo Jones Huala de los Mapuche, y Agustín Santillán de los Wichí).

En un comunicado, este nativo denunció que desde hace décadas, los nativos han sufrido violencia de manera “social y estructural”, pero lo más increíble del asunto es que “el gobierno actual, como los que le precedieron, en lugar de buscar soluciones y respetar sus derechos, responden con represión”, comentó Adolfo.

La lucha para que se respeten sus derechos y tierras es algo que está latente, motivo por el que los nativos se sienten desamparados en ocasiones, por no encontrar en el Gobierno alguien que los defienda e impida sigan ocurriendo atropellos hacia todo aquello que les pertenece.

A través de Opinoa– organización conocida como Organización de Pueblos Indígenas del NOA– se lamentan este tipo de situaciones que sienten que se han agravado desde los últimos años, especialmente del último año y medio, donde según un representante de este organismo indicó que para ellos el “Poder Judicial se tornó muy intransigente” con los nativos, de allí que sientan que tienen como “un plan sistemático de desgaste de la causa de los pueblos originarios”.

Hasta el año 2015, Amnistía Internacional Argentina contó 183 casos relacionados con conflictos con los nativos, en donde se registró “violencia y exclusión que vive los pueblos”.

Amnistía también resaltó que a pesar del uso desproporcionado de fuerza y de la violencia, exclusión o pobreza a la que se enfrentan, los nativos siguen luchando para que reconozcan que esas tierras realmente les pertenecen.