Cultura

Sueño de Pescado llenó Caballito de rock

Buenos Aires.– La banda platense Sueño de Pescado se presentó en La Sala (ex Viejo Correo) frente al Parque Centenario y brindó un show impecable durante aproximadamente una hora y media. La noche del viernes fue el primero de los dos recitales que pactó la banda en la ciudad de Buenos Aires, ya que repetirá hoy sábado con entradas agotadas.

Pocos minutos después que el reloj marcara las 24hs salió a escena Narvales, banda invitada también de la ciudad de La Plata. En un espectáculo sumamente prolijo y potente prepararon el terreno y durante casi una hora hicieron sonar un rock and roll clásico que sirvió para entrar en ambiente, ante los espectadores que ya habían ingresado a La Sala en un buen número.

Luego de que terminara el espectáculo de Narvales, el lugar se llenó mientras lo musicalizaban con clásicos del rock nacional. A las 2.40 de la madrugada llegó el turno del plato fuerte, Sueño de Pescado en escena y un comienzo arrasador para sobrepasar las expectativas de los seguidores que llegaron de distintas partes del conurbano bonaerense, de La Plata e incluso de Córdoba.

El show inició con dos temas pertenecientes a su único cd Venganza Primavera, Vapor y Stoned. En seguida continuaron Barcos Hundidos, Tango del Alma y Paso en Falso. Todos los presentes disfrutaron a pleno cada instante, con saltos y pogos como cualquier banda de estadio, y demostraron ser un público sumamente fiel y apasionado. Más tarde pasaron algunos clásicos como Buscan, Los años ligeros y Maquinado. El cantante Manuel Rodriguez agradeció en muchas ocasiones a todos los que habían concurrido y los continúan acompañando en sus casi dos años de vida. Así fue como mencionó a los conocidos de siempre que estaban presentes, una muestra de gran humildad de una de las bandas más prometedoras de la escena del rock argentino que demostró no olvidar sus raíces.

Una deslumbrante versión de Mi genio amor, el hito de Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota, empezó a marcar el cierre de la noche que demostró la firmeza que posee la banda, con un funcionamiento muy aceitado y una unidad clave para destacarse entre las bandas under. Probaste un buen dolor y Venganza Primavera fueron la previa al gran cierre, con todo el ex Viejo Correo coreando a viva voz los temas y armando una verdadera fiesta también abajo del escenario, que se contagiaba por lo que transmitían los músicos.

Finalmente desde la banda invitaron a todos a celebrar los dos años de Sueño de Pescado en noviembre en su ciudad natal. De esta manera culminó el recital que estuvo plagado del mejor rock nuevo, con músicos que se entienden perfecto y con letras muy sentidas para sostener un crecimiento cada vez más pronunciado y demostrar que el rock argentino tiene buen material para renovarse.

Patricio Serale

Facultad de Ciencias Sociales - Universidad de Buenos Aires. A las masas pensando no las vencerán jamás. Contacto: [email protected]

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close