Taylor Swift estuvo “furiosa” de que Mueller atacara a su equipo y a su madre

La rubia cantante estadounidense, Taylor Swift, habló en la Revista Time sobre lo que ocurrió durante el juicio contra David Mueller, quien en junio de 2013 la manoseó en un encuentro con fans que se realizó en Denver.

La Revista Time reunió a varias estrellas del cine, la música y la televisión que han luchado contra el acoso y el abuso sexual, al igual que contra la violencia de género.

Alyssa Milano, Rose McGowan, Ashley Judd y Taylor Swift son algunas de las figuras públicas que aparecen en la portada, ya que hasta ahora se han pronunciado contra lo antes expuesto.

En el caso de la intérprete de “Look What You Made Me Do”, hace unos años (en 2013) sufrió un momento incómodo cuando David Mueller, quien en aquel entonces trabajaba para la emisora KYGO, la manoseó mientras realizaban un encuentro con fans de la cantante en Denver.

Tras aquel incidente, la artista comenzó un proceso legal contra Mueller, el cual ganó Taylor Swift. El jurado dictó una sentencia simbólica en la que le pidieron pagar 1 dólar por indemnización.

Aunque desde el principio lo que quería Swift era ser un ejemplo para que las mujeres supieran que sí podían luchar contra los abusos sexuales, David Mueller lo que quería era cobrar 1 millón de dólares por litigio, ya que argumentaba que fue despedido por esas “falsas acusaciones” de la rubia.

¿Qué dice Taylor Swift sobre este incidente en la Revista Time?

Al formar parte de la portada de la Revista Time, a Swift le preguntaron sobre todo lo que ocurrió durante el juicio contra Mueller.

La rubia cantante indicó que al momento de testificar “ya había visto a este hombre molestar, maltratar y acosar a mi equipo, incluida mi madre”, por eso explicó que “estaba furiosa”.

Por otra parte, la artista agregó que en un momento le dijo al abogado de aquel hombre que no iba a permitir que ni él ni su cliente “me hagan creer que todo esto es mi culpa”, explicando que prácticamente la estaban “responsabilizando por los desafortunados eventos en su vida que son producto de sus propias decisiones, no de las mías”.

En cuanto a la indignación que sentía en los tribunales, Taylor señalo que se preguntaba si “Mueller tendría el descaro suficiente como para atacarme bajo esas riesgosas circunstancias. Imaginen lo que podría haberle hecho a una joven y vulnerable artista si hubiese tenido la posibilidad”.