Internacionales

Temer admite crisis en Brasil

Brasil.- El presidente interino Michel Temer, admitió el día de hoy que la indefinición política que atraviesa su país por el proceso de destitución contra la mandataria Dilma Rousseff, afecta la recuperación del país, sumergido al mismo en una grave crisis económica.

Temer declaró que existen inversionistas extranjeros que lo han buscado tanto a él como a sus ministros para hacerle la pregunta de ¿qué va a pasar en agosto? Esta interrogante surge debido a que se espera que para ese mes se concluya el juicio político contra la mandataria suspendida Dilma Rousseff, a la cual le fue instaurado el pasado 12 de mayo.

El presidente interino manifestó que las personas se encuentran angustiadas por la situación. Afirmando que la misma sirve para comprobar que el aspecto político que se está viviendo en Brasil es muy importante, debido a que la economía se encuentra muy vinculada con la pacificación política. Estas declaraciones fueron ofrecidas a través de la radio Jovem Pam.

[pullquote]Temer también aseguró que el Gobierno tiene ahora “una base muy consolidada en el Congreso, que hace mucho tiempo no se veía”[/pullquote]

En la misma línea, Temer explicó que a pesar de su cargo es de carácter interino, se ha decidido a gobernar como si ya fuera “presidente efectivo”, porque para él la crisis política que se vive en el país no se puede paralizar y mucho menos siendo un país que cuenta con un alrededor de 12 millones de personas desempleadas.

De igual forma consideró que “si en agosto pasa lo que se presiente que pasará”, haciendo alusión a la destitución definitiva de Dilma Rousseff y la consecuente confirmación de su condición de presidente, “las cosas podrán comenzar a cambiar más rápido”, debido a que el Gobierno “podrá tomar otras medidas que son necesarias”.

Entre estas medidas, citó en primer lugar una reforma del régimen de jubilaciones y pensiones, la cual se encuentra casi al borde de la quiebra debido a que demanda enormes recursos del Estado. En su opinión estas deben ser reducidas para dar mayor espacio a la iniciativa privada.

Seguidamente,  también dio a entender que se puede avanzar en un nuevo programa de privatizaciones o venta de activos del Estado. Sin embargo no precisó en qué áreas. Temer indicó que a pesar de las serias turbulencias tanto políticas como económicas y sociales que sufre actualmente el país, una vez concluido el juicio político contra Rousseff, “la economía puede dar un salto”.

El presidente interino también aseguró que el Gobierno tiene ahora “una base muy consolidada en el Congreso, que hace mucho tiempo no se veía, con la que se dialoga permanentemente y que está decidida a ayudar a sacar al país de esta crisis”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close