Internacionales

Temer aseguró que crisis penitenciaria lo obligó a reformar su Gabinete

Brasil.- El presidente Michel Temer aseguró que la grave crisis penitenciaria del último mes lo obligó a reformar su gabinete y a darle nuevas funciones al Ministerio de Justicia.

Durante la ceremonia en la que juramentó a cuatro nuevos ministros el jefe de Estado aseguró que a partir de ahora tendrán “el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública debido a que los últimos hechos, especialmente los de enero, mostraron la necesidad de que el gobierno federal comience a actuar fuertemente en el área de seguridad pública”.

En medio de esta reestructuración del Ministerio de Justicia, Alexandre Moraes fue ratificado en el cargo pero ahora con funciones ampliadas. Adicionalmente, el gobierno recreó dos ministerios en su nueva reforma al gabinete.

Asimismo, Temer nombró como nuevo titular de la Secretaría de Gobierno al diputado Antonio Imbassahy.

En ese sentido detalló que uno de los nuevos ministerios es el de Derechos Humanos que será asumido este viernes por la ex magistrada Luslinda Valois. Esta funcionaria se desempeñaba hasta ayer como secretaria de la Igualdad Racial.

Con este nombramiento Valois comandará todas las secretarias de protección a las minorías que antes dependían del Ministerio de Justicia, como las de mujeres, afroamericanos e indios.

El otro nuevo ministerio será el de la Secretaría General de la Presidencia, en el que fue juramentado Wellington Moreira Franco. Este último es un antiguo amigo y correligionario de Temer que se encuentra vinculado por el escándalo de corrupción en la petrolera Petrobras y que ahora, como ministro, contará con fuero privilegiado.

Por otro lado, la organización Human Rights Watch (HRW) criticó el “drástico” incremento del número de presos en Brasil que corresponde según sus estadísticas a 85% en una década.

En ese sentido, señalaron este crecimiento descontrolado como una de las principales causas de la actual crisis carcelaria en el país sudamericano.

La directora de HRW en Brasil, Maria Laura Canineu durante la presentación en Río de Janeiro del informe anual sobre la situación de derechos humanos en el mundo dijo que “el problema de la superpoblación es bastante grave”.

El reporte reveló que la cifra de presos en Brasil se disparó en 85% entre 2004 y 2014, con una población carcelaria que supera en 67% a las capacidades oficiales de los penales.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close