Internacionales

Temer sancionó ley que ofrece protección a menores víctimas de violencia

Brasil.- El presidente Michel Temer aprovechó un foro de la Unicef en Sao Paulo para sancionar una ley que garantiza mayores medidas de protección a los niños que son víctimas o testigos de violencia en el país.

La normativa legal establece un conjunto de normas de protección para niños y adolescentes que son víctimas o testigos de la violencia, como el derecho a ser escuchados y resguardados en lugares adecuados y acogedores, con infraestructura y espacios físicos que garanticen su privacidad.

La nueva ley prevé que los menores que testifiquen en procesos por violencia no podrán tener ningún tipo de contacto con los acusados y que quienes hayan sido víctimas de violencia cuenten con apoyo de profesionales especializados en el área de la salud, así como de asistencia social y seguridad pública.

“Los niños deben ocupar un lugar muy especial dentro de cada sociedad. Ellos representan el futuro y la esperanza, pero además son vulnerables y necesitan que les garanticemos protección”, afirmó el jefe de Estado de Brasil en la ceremonia inaugural del noveno Foro Global para la Infancia en Sudamérica.

El evento fue promovido por Unicef y por la World Childhood Foundation, creada en el año 1999 entre otros por la reina Silvia de Suecia.

Por ese motivo, la actividad contó con la participación de los reyes de Suecia, Carlos XVI Gustavo y Silvia, y la primera dama, Marcela Temer -que dirige un programa gubernamental de atención a la infancia-.

Adicionalmente, el presidente brasileño habló sobre diferentes leyes de protección a los menores que han sido formuladas en los últimos Gobiernos diciendo que “aún son muchos los desafíos y las amenazas dirigidas a quien no puede protegerse. Pero que el desarrollo del niño y del adolescente ha sido una política de Estado para la nación y que a lo largo de diversos gobiernos se supo avanzar en el tema”.

Además, citó los programas de transferencia de renta de los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff y los de universalización de la educación de Fernando Henrique Cardoso.

Igualmente, mencionó el proyecto “Infancia Feliz”, lanzado durante su administración y que viene siendo gestionado por la primera dama de Brasil. Este programa prevé visita domiciliar de especialistas a unos 4 millones de niños de hasta 3 años de edad entre este y el próximo año.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close