Texas: Ejecutaron al violador mexicano Rubén Ramírez Cárdenas

Texas.- Rubén Ramírez Cárdenas, mexicano sentenciado a muerte en Estados Unidos cumplió su condena el día de ayer.

Existen al menos 75 mexicanos en Texas que se encuentran en procesos penales y podrían acaban condenados a muerte. 54 de ellos ya fueron sentenciados.

Roxana Jones, hermana de Mayra Laguna, comentó “Luego de 21 años de espera larga, por fin se hace justicia. No tengo palabras para describir la paz que existe ahora en mi corazón”.

Esto sucedió porque Rubén Ramírez Cárdenas, de 47 años, fuese sentenciado a muerte.

Rubén Ramírez fue ejecutado luego de 20 años de sentenciado

El hombre fue sentenciado en 1997 por la violación y asesinato de Mayra Laguna, de 16 años de edad.

Luego de casi 20 años recibió una inyección letal, según declaró el jefe de Justicia Criminal del estado, Jason Clark.

 

En un comunicado se conocieron sus últimas palabras, donde continuaba defendiendo su inocencia.

“Yo no puedo pedir perdón por un crimen que yo no realicé, volveré por justicia ya verán. Agradezco a mi familia por estar conmigo hasta el final. Ya que son los únicos que jamás dudaron de mi inocencia. Los amo, la vida continua, sigan adelante”, escribió en una hoja.

El caso permaneció 20 años en discusión. Pero se agotaron los recursos ante la Corte Suprema y esta se negó a revisar el caso. Por esto, se procedió a ejecutar a Rubén Ramírez finalización del proceso penal.

Enrique Peña Nieto se pronunció con respecto a los mexicanos condenados

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, señaló que fue una falla de la Corte Internacional de 2004. Ya que ordenaron a las cortes estatales de Estados Unidos a revisar los casos de 50 mexicanos sentenciados a muerte.

Este proceso no se llevó a cabo ocasionando que cinco mexicanos, incluido Ramírez, fueran llevados a la inyección letal.

La defensa insistió en que existieron muchas irregularidades en el juicio. Las pruebas, el interrogatorio e incluso cuando se declaró culpable.

En el año 2000, el gobierno de México asignó un programa de asistencia legal para cada uno de los presos que enfrentan condena capital en Estados Unidos.