Salud

Todo lo que debes saber sobre el lupus

El lupus es una enfermedad crónica en la que el sistema inmunitario ataca a las células sanas y que puede afectar a múltiples órganos.

Esta enfermedad se conoce como una de las enfermedades más peligrosas e inestables alojadas en el cuerpo humano, todo gracias a su característica principal: es auto inmunitaria.

Todos los padecimientos de dicha denominación son poco comunes y, a su vez, son impredecibles, teniendo en cuenta la afectación del sistema inmunitario.

El lupus se encarga de destruir las defensas corporales, que no son capaces de hacer frente a bacterias y otro tipo de sustancias nocivas para el organismo.

Si bien es cierto que no es una enfermedad contagiosa, esta afecta todas las defensas del cuerpo. De ahí su estrecha relación con el sistema en cuestión. De manera progresiva va atacando células y tejidos.

Existen tres tipos de lupus:

Lupus eritematoso, suele ser el más común de todos, los especialistas lo llaman de manera simple ‘lupus’, ahorrándose el resto del nombre.

Lupus discoide, afecta de manera principal todos los tejidos de la piel, los síntomas suelen aparecer en el rostro y en cuero cabelludo.

Lupus secundario a medicamentos, este padecimiento es similar al lupus sistémico, sin embargo está ocasionado por el rechazo por parte del organismo a ciertos medicamentos. Este tipo tiende a ser menos severo que los anteriores.

Este tipo de enfermedad es muy compleja,  no solo para quien la padece, sino para los profesionales de la salud. En muchas ocasiones suele ser difícil dar un diagnostico seguro.

A pesar de esto, la enfermedad puede ofrecer algunas señales que ayudan a identificarla, como por ejemplo, el dolor articular, inflamación articular, hinchazón de glándulas tiroideas, cansancio extremo, pérdida de cabello, tristeza sin razón, afecciones en el rostro y dolor en el pecho.

La aparición de todos estos síntomas son denominados brotes, y estos pueden aparecer y desaparecer; se recomienda visitar al médico de confianza.

El lupus puede presentarse en cualquier persona sin distingo de edad, su origen es completamente desconocido, pero se asocia con factores hereditarios.

A pesar de que no tiene cura, existen muchas maneras de tratar el lupus; para ello, debemos acudir a un especialista.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close