Todos pesaremos medio kilo menos este 21 de agosto

Estados Unidos-. Este 21 de agosto todos pesaremos medio kilo menos, gracias al fenómeno gravitacional que produce un eclipse solar total en la Tierra. 

El 21 de agosto, el sol desaparecerá en Estados Unidos. Para una franja de la nación, que va desde Portl, Oregon a Charleston, Carolina del Sur, será como si alguien apagara el sol a plena mitad del día, aunque si vives fuera de Norteamérica, una porción del sol desaparecerá cerca del mediodía. Se le conoce como el “Gran Eclipse Estadounidense”.

Ya han pasado 99 años del último eclipse solar que cruzó el país desde el Pacífico al Atlántico. El eclipse total de sol del 8 de junio de 1918 se vio desde Washington hasta el estado de la Florida, y aunque el fenómeno se podrá apreciar mejor en Estados Unidos, personas de todo el mundo podrán verlo y perder algunos gramos mientras lo hacen.

De acuerdo con la NASA, todos estamos bajo la influencia gravitacional de la Tierra, la Luna y el Sol.

En el momento del eclipse, la Tierra estará a unos 151,4 millones de kilómetros del Sol, detalló la agencia, mientras que la Luna estará a 365.649 kilómetros de la Tierra.

Basados en la Ley de la Gravedad de Newton, la NASA calcula la influencia que tienen el Sol, la Luna y la Tierra en una persona que pese 80 kilogramos.

“La Tierra aporta 784,1 newtons de fuerza (unos 79 kilos), la Luna aporta 0,0029 newtons (0,02 kg) y el Sol 0,4633 newtons (0,45 kg), pero como la Tierra rota, también aporta una fuerza centrífuga ‘antigravedad’ que se puede calcular”, explicó la NASA.

Utilizando las posiciones del Sol y la Luna y esta fuerza “anti-gravedad”, la NASA concluyó que una persona que pesa 80 kilogramos podría “adelgazar”, 0,48 kilos el día del eclipse. Eso varía según el peso de cada quien.

La NASA señaló que durante un eclipse, la Luna está en su fase de luna nueva. Otro efecto de este fenómeno es que la corteza terrestre se levanta unos 40 milímetros por la fuerza gravitacional. Así que, en teoría, también seremos un poco más altos.

De acuerdo con la NASA, todos estamos bajo influencia gravitacional de la Tierra, la Luna y el Sol