Internacionales

Tormenta invernal azota la costa sureste de Estados Unidos

Una despiadada tormenta invernal azotó el miércoles con heladas y nieve la zona costera del sureste estadounidense. Ciertas zonas de Florida, Georgia y Carolina del Sur se vieron perjudicadas con la más grande nevada que se haya visto en tres décadas.

Los meteorólogos advirtieron que podría transformarse en un ciclón de rápido movimiento mientras avance por la Costa Este. Indicaron que consigo llevaría vientos con fuerza de ciclón, crecidas de agua costeras y considerable nieve, por lo que las personas se resguardaron en sus casas.

Por lo menos 17 muertes fueron atribuidas a las bajas temperaturas. Se han apoderado de una franja estadounidense que va de Texas a la zona de Nueva Inglaterra.

Una alerta de tormenta invernal está vigente desde la zona del parque nacional Big Bend, ubicado en la Costa del Golfo de Florida, hasta la parte norte del país, en la costa del Atlántico.

Los meteorólogos indicaron que los vientos huracanados que azotaban a la zona podrían crear oleaje de hasta siete metros

Las instituciones educativas en el sureste suspendieron las clases unos meses por amenazas de ciclón. La policía exhortó a los conductores a estar lejos de las rutas poco habituadas a ese tipo de invierno.

En Georgia recuerdan la última tormenta de esta magnitud

En Savannah, Georgia, la nieve cubrió las exuberantes plazas del centro de la región. También se acumuló en las ramas de los robustos robles por primera vez en ocho años. William Shay, originario de Savannah, dio pasos cortos durante un sendero congelado que va desde su hogar hasta la oficina de correos.

Casi se ve que la localidad está desierta, como pasó en el último ciclón“, ha dicho Shaw, de 65 años. “No hay nadie en la calle. Es una sensación algo estremecedora”.

Los camiones de volteo esparcieron arena en las calles de Savannah antes de la tormenta. La policía local cerró numerosos puentes. También pasos a desnivel y una carretera debido al hielo que obstaculizaba el paso.

Cuando la aguanieve y la lluvia se convirtieron en nieve, los habitantes de Savannah salieron a las calles a divertirse. Las familias con hijos acudieron al Parque Forsyth para guerras de bolas de nieve.

Ainalem Centeno

Licenciada en Comunicación Social.

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close