Internacionales

Trump exhibió portada falsa de Time

Estados Unidos.- Un periodista local descubrió la falsedad de la portada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la revista Time que está colgada en los edificios del mandatario.

Un pequeño cuadro llamó la atención de David A. Fahrenthold, un reportero de The Washington Post, en el bar de uno de los clubes privados de Donald Trump. Era un frontal de la revista Time, fechada en 2009, con una foto sobria, de fondo oscuro, del ahora presidente de Estados Unidos.

La misma estaba enmarcada y colgada en un lugar céntrico del local, nada fuera de lo común en las propiedades del magnate, donde abundan cuadros con su imagen, portadas en las que ha aparecido, grandes anuncios o alfombras con su apellido.

El principio de la duda se presentó cuando los titulares que hacían alusión a Trump estaban escritos con un estilo y un tono que eran más propios de una publicación de farándula que de Time.

Justo en el cabezal de la revista se lee “Trump acierta en todos los frentes… incluso en televisión” y un poco más abajo, el titular principal: “Donald Trump: ¡El Aprendiz es un éxito televisivo!” (en alusión a un programa que condujo entre 2004 y 2015).

A Fahrenthold le pareció muy extraño que la revista, una de las más prestigiosas y antiguas de Estados Unidos, hubiera titulado de esa manera (y por partida doble) en una de sus portadas.

Era demasiado impresionante, tenía que ser falso y es totalmente falso“, contó el periodista en un video en el que explica la investigación sobre una portada falsa de Time colgada en al menos cuatro clubes de golf del presidente en Estados Unidos y Escocia.

Time confirmó a diversos medios de comunicación que la tapa con la imagen del presidente no corresponde a la publicación y que solicitó a la Fundación Trump retirarla de las propiedades del magnate donde se encuentren, como adelantó The Washington Post.

Muchos afirmaron que solo bastó con comparar la supuesta portada con otra cualquiera de Time para confirmar que las tipografías utilizadas en los cabezales eran diferentes.

Un análisis un poco más profundo mostró otros detalles: un borde rojo más delgado que el usado tradicionalmente por la revista, la ausencia de una línea blanca típica, ciertas mayúsculas, el uso y abuso de signos de exclamación.

 

 

Artículos relacionados

Close