Trump no esperará por México para construir el muro

México.- Donald Trump aseveró este miércoles que no esperará a negociar con México para iniciar la construcción del muro.

El polémico muro fronterizo, que fue una de las promesas de la campaña electoral del republicano, se construirá a pesar de la oposición del país azteca.

Aunque el nuevo canciller de México Luis Videgaray ha anunciado que su país comenzará un proceso de negociación con el Gobierno de Estados Unidos para discutir sobre temas bilaterales, Trump indicó en una conferencia de prensa que el muro será iniciado sin esperar el resultado de las conversaciones.

“Podría esperar alrededor de un año y medio hasta que finalicemos nuestras negociaciones con México, que comenzarán inmediatamente después de que asuma el cargo, pero no quiero esperar”, señaló un desafiante Trump en su encuentro con los medios.

Según el nuevo mandatario estadounidense, su compañero de fórmula, el vicepresidente Mike Pence, “lidera un esfuerzo para obtener aprobaciones finales de parte de varias agencias y el Congreso para comenzar el muro“.

Trump ha insistido en que la administración del presidente Enrique Peña Nieto debe pagar por este muro divisorio que frenaría las migraciones ilegales.

Videgaray ha indicado que las negociaciones con Estados Unidos se realizarían en un clima de igualdad, sin que su país se someta a los intereses de su vecino fronterizo.

Añadió Trump que si es necesario que su país asuma económicamente la construcción lo hará y “México de alguna manera (…) nos reembolsará”.

Señaló que el Gobierno de Peña Nieto “se ha portado muy bien”, sin aclarar en qué sentido hacía tal afirmación y que “respeta y ama al pueblo de México”, pero que tradicionalmente se ha aprovechado de Estados Unidos.

Trump aseveró que aquellas empresas que muden sus fábricas a México deberán pagar impuestos más altos, pues de alguna manera deben compensar al país, indicando que acciones como ésas no se justifican pues el país tiene 96 millones de habitantes sin empleo.

Aclaró que las empresas pueden irse a donde quieran, pero sin salir del territorio estadounidense, ya que de lo contrario los tributos que pagarán por concepto de aduana serán muy elevados.

Si usted quiere irse a otro país y saltarse a los estadounidenses que lo hicieron triunfar, va a tener un problema”, aseveró el mandatario.

The following two tabs change content below.

Comments

comments