Trump quiere negociar con Cuba

Estados Unidos.- De manera oficial se dio a conocer que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está pensando en realizar negociaciones con Cuba.

La política desarrollada por Trump respecto a Cuba, anunciada el pasado 16 de junio, abarca varias partes. Resulta poco probable que sus consecuencias directas sean favorables para los intereses nacionales de Estados Unidos, pero muestra la estrategia del presidente en el diseño de su política exterior.

La parte inicial fue el espectáculo del discurso, que pronunció en la Pequeña Habana de Miami ante veteranos de la Brigada 2506, que invadió Cuba por la Bahía de Cochinos en 1961. Su fin principal era permitirle al presidente que pronunciara las palabras: “Yo cumplo lo que prometo”.

El reciente discurso del mandatario, con fuertes reminiscencias de la Guerra Fría, fue pensado para este público local. Ningún mala acción actual del gobierno cubano lo motivó; fue una buena manera de complacer a sus seguidores clave: “Por tanto, a partir de este momento, canceló en su totalidad la mala negociación del gobierno anterior que solamente beneficiaba a Cuba”.

Sin embargo, no todo se cancela. A lo largo de sus acciones desde el pasado mes de enero y los anuncios de sus políticas del 16 de junio, el gobierno de Trump ratificó políticas bipartidistas de acuerdos con Cuba. Entre otras, la colaboración militar entre Cuba y Estados Unidos en el perímetro de la base estadounidense de Guantánamo; la colaboración militar aérea y marítima contra el narcotráfico –cuya eficacia quedó asentada en el Informe de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos de marzo de 2017–, y la colaboración en materia de seguridad para impedir la inmigración indocumentada.

Toda esto se expandió en enero de 2017 de conformidad con las preferencias del presidente Trump y en línea con la política de Obama que puso fin al trato privilegiado a los migrantes cubanos indocumentados. Los cubanos ahora recibirán un trato semejante al de otros inmigrantes en circunstancias similares.

A pesar de todo esto, el mensaje del gobierno de Raúl Castro, en este contexto, fue moderado: “El gobierno de Cuba reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo, así como la negociación de los asuntos bilaterales pendientes con el gobierno de los Estados Unidos”.

The following two tabs change content below.