Internacionales

Trump reconsidera la prohibición del acceso de transgéneros al Ejército

Secretario de Defensa tendrá libertad de decidir por cada caso

La noche de este viernes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, renunció a su intención de prohibir el reclutamiento de militares transgéneros.

No obstante, Trump subraya en un memorándum publicado por la Casa Blanca, una acotación. La misma reza que quedan descalificados quienes puedan tener necesidad de tratamientos médicos importantes, salvo algunas excepciones.

“Revoco mi memorándum del 25 de agosto referente a las personas transgéneros en el ejército”, indicó el mandatario.

“En el caso de la guardia costera, el secretario de Defensa y el secretario de Seguridad Nacional, pueden ejercer su autoridad para adoptar toda decisión sobre el servicio de personas transgénero en las fuerzas armadas”, añadió.

Durante la noche de este viernes, el Pentágono publicó un informe en el que se hace la distinción.

En primer lugar están las personas transgénero que quieren cambiar de sexo o ya lo han hecho. Y por el otro las que se identifican con un sexo diferente al que nacieron pero no necesitan tratamientos médicos.

Según el informe, las primeras no estarán autorizadas a ingresar al ejército, mientras que las segundas sí.

Además, en otro comunicado, la Casa Blanca dijo que:

“La nueva política permitirá a las Fuerzas Armadas establecer estándares de salud física y mental (…) por igual a todos los individuos que quieran alistarse y luchar”.

Justificación del veto

Vale recordar que Barack Obama había adoptado una medida durante sus últimos días de mandato. La misma indicaba que los transgéneros podían ser aceptados en filas militares a partir de julio de 2017.

Sin embargo, al llegar Trump a la presidencia anunció un aplazamiento de seis meses para la aplicación de ese decreto. Pero al poco tiempo anunció vía Twitter el veto.

La orden indicaba que el Pentágono no podía aceptar más el reclutamiento de transgéneros.

Con esa base dejó en manos del Departamento de Defensa la decisión de cómo cubrir los costos de soldados ya incorporados.

En la opinión de Trump, el Gobierno de Obama tomó la decisión sin pruebas suficientes de que el cambio “no entorpecería la efectividad ni la letalidad militar, ni alteraría la cohesión interna, ni afectaría a los recursos militares”.

 

 

Artículos relacionados

Close