Internacionales

Trump y Clinton arrasan en primarias y apuntan a enfrentarse

“En lo que a mí concierne, esto ya se ha acabado”. Con esta frase el precandidato republicano, Donald Trump, sentenció en un acto en New York las cinco victorias obtenidas en las primarias de este martes. Un mensaje con el que deja claro que es el favorito para alzarse con la nominación del partido republicano en las elecciones presidenciales del mes de noviembre.

Pese a la estrategia anunciada por sus rivales, Ted Cruz y John Kasich, quienes acordaron un pacto para tratar de evitar que el magnate consiga el número de delegados que requiere para alcanzar la nominación, Trump se impuso con una amplia mayoría en Maryland, Pensilvania, Rhode Island, Delaware y Connecticut, los cinco estados del noroeste de los Estados Unidos.

En igual medida, la precandidata demócrata Hilary Clinton impuso su predilección en los votantes de cuatro estados del país: Pensilvania, Maryland, Delaware y Connecticut. Su principal contendor, El senador Bernie Sanders ganó solo en en Rhode Island.

“Tanto si apoyan al senador Sanders como a mí, hay mucho más que nos une de lo que nos divide”, han sido las palabras de la exsecretaria de Estado en Pensilvania, donde está previsto que se realice en el mes de julio la convención demócrata.

En un acto llevado a cabo en el estado de Virginia Occidental, el senador Bernie Sanders aseguró: “estamos ganando el voto de los independientes y de algunos republicanos también”.

Sin embargo, tras conocerse los resultados Sanders admitió en un comunicado que no ganará la nominación al partido demócrata, pero que está “en una carrera hasta que se deposite el último voto”.

Del lado republicano, este miércoles la contienda electoral se desarrollará en Indiana donde el senador Ted Cruz invierte sus esfuerzos con la esperanza de despojarlo de delegados para la votación que se llevará a cabo el 3 de mayo.

[pullquote]“En lo que a mí concierne, esto ya se ha acabado”[/pullquote]

Entretanto John Kasich –como parte de la estrategia acordada con Cruz-  ha dicho que no competirá en Indiana, con el objetivo de facilitarle el triunfo a éste. De igual manera, Cruz hará lo propio en los estados de Oregón, donde se votará el próximo 17 de mayo y Nuevo México el 7 de junio, respectivamente.

La estrategia de sus rivales es considerada por Trump como una “muestra de debilidad”, por lo que los instó a retirarse de la campaña.

Los resultados obtenidos este martes consolidan, una vez más, a Clinton y a Trump como los próximos candidatos que se enfrentarán en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos. Sin embargo, todo dependerá del número de delegados que consigan ambos que, en el caso del magnate suman al menos más de 845, mientras que la exsecretaria de Estado cuenta con más de 1.500 delegados.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close