Tulsa, la ciudad de las artes

Estados Unidos.- Tulsa, la capital del estado de Oklahoma, fue en la antigüedad un territorio ocupado por las etnias nativas norteamericanas, pero ahora se convirtió en un refugio para artistas y un lugar donde apreciar las diversas manifestaciones culturales realizadas por el ser humano.

Tulsa tuvo una época de época de oro cuando se inició la explotación de los yacimientos petroleros. Producto de esa bonanza en la ciudad se construyeron varios edificios art decó, que forman parte del encanto de la ciudad.

El visitante podrá disfrutar de variadas representaciones artísticas. Desde el ballet, hasta el teatro, pero también de una oferta turística para todas las edades, pues cuenta con más de 140 parques que hacen las delicias de los más pequeños.

En Tulsa está el tercer zóológico más grande de Estados Unidos

En el zoológico de Tulsa hay variadas especies de animales, provenientes de todos los continentes. Es el tercer zóológico más grande de Estados Unidos.

Si es amante de dar largas caminatas, tome el camino que sigue las orillas del río y que tiene una longitud de 35 kilómetros. Esta zona es mejor conocida como el River Park.

El Museo Gilgrease tiene una gran colección de arte representativo del oeste de Estados Unidos y artefactos usados por los pueblos originarios.

En la Reserva Cherokee podrá aprender más de la vida y las costumbres de esta tribu. Está ubicada al extremo de la ruta denominada “Camino de las lágrimas”, que fue recorrido por los nativos cuando se vieron obligados a dejar sus tierras tras la llegada del hombre blanco.

El Centro del Patrimonio Cherokee preserva la memoria de este pueblo. En sus salas se reproducen poblados nativos y se exhiben artesanías típicas. En Sallisaw está la casa de Sequoyah, el jefe cherokee, que se mantiene en excelentes condiciones. En Spiro Mounds podrá ver tumbas nativas que datan del los siglos XIII y XIV.

Los Jardines Temáticos de Tulsa son en sí mismos una obra de arte, por sus intrincados diseños y diversos estilos, según la época en la cual fueron creados.

En el Museo de Philbrook se exhiben obras de reconocidos artistas. Está ubicado en medio de extensos parques sonde es posible realizar un picnic.

No deje de visitar el Garden Center, el parque de diversiones de Bells Amusement, que cuenta con una de las montañas rusas más grandes del suroeste norteamericano y el barrio Brady, una de las zonas más antiguas de Tulsa, donde se ubican el teatro del mismo nombre y el salón de baile de Cain.