Turismo navideño se verá empañado por la crisis en Venezuela

Venezuela.- Crisis económica empañará turismo navideño en Venezuela como consecuencia  de la situación política que vive el país.

El impacto político se convirtió en la reina de la tragedia opacando los ingresos del sector con intensidades en los meses de abril y julio.

Este 2017 el escenario turístico para Venezuela no ha sido el más idóneo, ya que se vio afectado por la ola de protestas de mitad de año, y ahora por la inflación.

Muchas son las razones por las que lo negativo ha opacado los ingresos del sector.

Al respecto, la Cámara de Turismo del estado Lara expresó que “en su región ha habido un ligero cambio a favor de la economía, ya que consideran que los turistas se están desplazando”.  

En tal sentido, Lara sí tiene muchas cosas que ofrecer en el área de la gastronomía y otros puntos atractivos.   

Crisis empañó turismo navideño

En Venezuela la temporada navideña es momento de compartir en familia. Sin embargo, pocas son las personas que podrán viajar por los estados de Venezuela.

Los problemas son falta de gasolina, ausencia en las unidades transporte, falta de seguridad, alta inflación, y poco efectivo en la calle.

Pese a ello, Lara se ha concentrado en la “ruta religiosa” de turismo. El recorrido se ofrece desde el municipio Iribarren, y contempla visita a los templos, Arco, y el pueblo de Santa Rosa.

Y es que, Lara resguarda a la Divina Pastora, una de las vírgenes más queridas por Centroamérica y Venezuela.  

Los números, por lo menos en Lara, han favorecido al sector turístico de la zona. A su vez, los prestadores de servicio han garantizado la calidad a los turistas.

Antonio Morales, presidente de la Cámara de Turismo regional, señaló que los restaurantes, posadas, hoteles y sitios turísticos se encuentran listos para recibir a los turistas.

Morales afirmó que cada día es más complejo prestar servicio turístico, obtener los insumos,  ajustar precios, y contar con mano de obra calificada.

Por último, la ausencia de efectivo se volverá más perjudicial para los turistas sortear  las dificultades y disfrutar de unas vacaciones diferentes sin efectivo, escasos alimentos, y poca seguridad.