Internacionales

UE fortificó posición contra Reino Unido

Reino Unido.-  Según declaraciones del ministro de Hacienda irlandés, Michael Noonan, el Reino Unido “no debe poseer las ventajas de las naciones integrantes formalmente de Unión Europea sin sus oportunas obligaciones” tras las votaciones del Brexit.

Las administraciones de la Unión Europea –UE- se niegan a hacer consentimientos al Reino Unido en lo referente a la relación entre migración y comercio en momentos en que se sitúa a abandonar el bloque, lo que hace germinar la posibilidad de un “Brexit difícil”.

Casi cien días detrás de un referéndum que simbolizó el fin de cuatro décadas de fortuna británica al bloque europeo, un estudio de Bloomberg News ha descubierto un endurecimiento del enfoque de hasta pactados habituales del Reino Unido como Irlanda, que reclaman en que los sajones no pueden ser “selectivos” en las conferencias de divorcio.

Gran Bretaña “no puede asumir las primacías de la Unión Europea sin sus adecuadas obligaciones”, anunció el ministro de Hacienda irlandés, Michael Noonan, en una audiencia de Bloomberg Television.

Esa testarudez podría conducir a la primera ministra Theresa May a decidirse por un claro apartamiento de la Unión Europea para estar segura de su objetivo de un mayor control de la inmigración. Sin embargo, eso le puede costar a la nación el ingreso y acceso al mercado único, una contingencia que temen banqueros y representantes de empresas.

“La dinámica de la administración por ahora inmuniza a los partidarios rígidos del Brexit”, declaró a medios locales el ex secretario de Relaciones Exteriores, David Miliband.

El estudio se fundamenta en entrevistas y afirmaciones públicas de empleados de los 28 gobiernos de la Unión Europea. Entre otras cosas, se reclama que el Reino Unido posea condiciones “menores” a las que tiene al presente como miembro del bloque europeo, por temor a tener que hacer múltiples autorizaciones que alimenten las formulaciones de salida del bloque en otras partes del territorio.

Algunos desean que el Reino Unido continúe aportando al presupuesto del denominado Bloque Europeo a cambio de las mercedes que pueda asegurarse. Las naciones del centro y el este de Europa se mantienen empeñadas en que se certifique el derecho de sus poblaciones a trabajar en el Reino Unido y unos amenazan con imposibilitar todo acuerdo de Brexit que no lo consienta.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close