Una comisión del Congreso de Brasil rechazó que Temer sea enjuiciado

Brasil-. Una comisión de la Cámara baja de Brasil rechazó el jueves que el Supremo Tribunal Federal juzgue al presiente brasileño, Michel Temer, acusado de actos de corrupción.

El voto no es vinculante, por lo que el pleno de la Cámara necesita tomar una decisión sobre el tema.

La posición favorable al gobierno obtuvo 40 votos en la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía (CCJ), contra 25 que desean encaminar a la corte suprema la denuncia formulada por el fiscal general.

La votación se hizo sobre el informe del diputado Sergio Zveiter, quien recomendó darle continuidad a la acusación y permitir que el Supremo Tribunal Federal (STF) evalúe si lo eleva a juicio.

La decisión del pleno de 513 diputados todavía no tiene fecha establecida, pero el gobierno de Temer busca acelerar los plazos y votarlo entre el viernes y el lunes, sobre el filo del receso parlamentario.

No obstante, el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, apuntó esta tarde que podría pasar para agosto.

Pese a las diferencias internas en su base aliada, Temer se ha visto confiado en tener una mayoría suficiente para archivar el caso, que para caminar hasta la corte suprema para eso necesitará de una mayoría especial de dos tercios de los escaños (342 diputados).

El presidente fue acusado de recibir un soborno de 500.000 reales (unos 150.000 dólares) de JBS, la más grande procesadora de carne del mundo, por medio de un asesor al que la policía fotografió recibiendo una maleta con ese dinero antes de detenerlo. La Fiscalía afirmó que ese monto estaba destinado a Temer, que lo ha negado categóricamente.

“Voto no a ese proceso injusto”, indicó Carlos Marun, del PMDB de Temer, quien lideró la batalla que dio la victoria al Palacio de Planalto.

Zveiter, del mismo partido, acusó a la administración de Temer de “usa dinero público para que diputados voten por archivar el caso, concediendo presupuesto, cargos y fondos”.

Si la causa llegara a la suprema corte y los 11 jueces de esa instancia dieran seguimiento al proceso, Temer sería suspendido por hasta 180 días y Maia (del partido de derecha DEM) pasaría a asumir el cargo, abriendo un nuevo capítulo de la crisis que golpea el país luego de la destitución de Dilma Rousseff 14 meses atrás.