Unicef

Unicef aseguró que niños nativos en Guatemala sufren de exclusión y rechazo

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció que los niños y adolescentes nativos de Guatemala se enfrentan a la exclusión y racismo, necesitan políticas enfocadas y diferenciadas para enfrentar una compleja situación económica que se acentúa en los pueblos originarios.

La Unicef realizó un estudio denominado “¡Mírame!, Soy indígena y también soy Guatemala”. De esta investigación se concluyó que  la problemática de la niñez  empeora cuando se trata de nativos, específicamente en temas como nutrición, salud, educación y pobreza.

Pobreza es más grave en comunidades nativas

Según el estudio 7 de cada 10 personas en edades comprendidas entre 0 y 17 años crecen en un hogar pobre, mientras  3 de cada 10  se desarrollan en un hogar extremadamente pobre. Aseguró la investigación que esta situación se presenta con más gravedad en la comunidad nativa.

La organización considera que los nativos de Guatemala viven una desigualdad y un racismo que es más grave en la población rural. Indicó que es justamente en este sector donde, entre los años 2006 y 2014, la pobreza multidimensional era de 71,6 %, mientras en las zonas urbanas estaba en 33,6 %.

Unicef

Los niños nativos de Guatemala son los que más están afectados por la pobreza

El análisis detalla además que el 46,5 % de la población rural presenta desnutrición crónica en niños menores de 5 años, afectando más a las comunidades indígenas en un 61,2 %.

Según la Unicef en Guatemala solo el 45,8 % de los hogares de nativos tienen acceso a tuberías de agua internas, el 24,8 % usa una tubería exterior, mientras que el 9,4 % de los nativos obtiene agua de ríos, lagos o manantiales.

Explicó el documento que solo el 25,7 % de las viviendas de nativos tienen inodoro conectado a un sistema de drenaje. El 60,5 % usa letrina o pozo ciego en sus casas.

Reflejó el informe también que una de las causas de la deserción escolar en Guatemala es el trabajo infantil, lo cual perjudica a 71 % de los niños indígenas.

Unicef: El Estado es débil

La Unicef considera que el Estado es débil y eso se evidencia en la falta de presencia territorial y en la poca inversión pública en el sector social.

La organización sostiene que es necesario que el Gobierno nacional realice un cambio profundo de un sistema económico con un modelo productivo que garantice el bien común tanto en las poblaciones rurales como en las urbanos, así como en las comunidades nativas.