Uruguay: Advirtieron que TLC limitará acceso a fármacos

Uruguay.- Un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea podría tener consecuencias directas en el acceso a los fármacos en las naciones del bloque latinoamericano, según indicó un grupo de parlamentarios europeos.

Los legisladores escribieron una carta en la que manifiestan que el acuerdo comercial amenaza con “limitar y retrasar la competencia de los medicamentos genéricos, conservando así altos los precios” en el Mercado Común del Sur.

Según reseñó el portal El Observador, el documento fue rubricado por cerca de treinta parlamentarios europeos y remitido a la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom.

Allí los parlamentarios expresaron su “preocupación” por los apartados relacionados a la protección de la propiedad intelectual. Según el texto, este inciso simboliza un “retraso” en la producción de medicinas en América Latina, porque ensancha los plazos de las patentes de los fármacos.

“La Unión Europea permanece exportando estas normas cuestionables en sus contrataciones comerciales con naciones donde existen menos medios para avalar el acceso universal a los medicamentos“, agregó el texto.

fármacos

Laboratorios de fármacos

Por otra parte, los laboratorios que desarrollan un medicamento poseen una patente que les concede veinte años de monopolio para venderlo. Esta protección busca beneficiar la innovación, debido a que las compañías recuperan así los millones de dólares que invierten en desarrollar nuevos productos.

Europa y Estados Unidos son las zonas donde se fabrica la mayoría de las moléculas nuevas. Cuando se derrumban las patentes, los laboratorios del resto de las naciones pueden mercantilizar medicamentos genéricos y similares, que tienen un costo hasta un tercio más económico.

Sin embargo, el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea conseguiría extender el término de veinte años en el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Según dijeron fuentes de los laboratorios charrúas a El Observador, el viejo continente procura agregar hasta diez años a la vigencia de patentes.

Si eso sucede, los laboratorios deberían esperar hasta treinta años después de que haya salido a la venta el producto en la nación de origen para comenzar a producirlo en Uruguay.