Uruguay asumirá presidencia ante la ONU

Uruguay.- Los días actuales no resultan fáciles para el representante uruguayo ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el funcionario diplomático Elbio Rosselli, quien además de encontrarse arreglando la presidencia charrúa en el Consejo de Seguridad, mantuvo una agenda copada de reuniones a raíz de la agresión con armamento químicas efectuado en Siria y la arremetida estadounidense que escarmentó al régimen de Bashar al-Assad por ese hecho.

En este sentido Rosselli manifestó a El Observador de Uruguay que lo más significativo en este instante ha sido “descomprimir el escenario” y encaminar la disminución de los niveles de confusión en el Consejo de Seguridad. Según reseñó el mencionado diario, la acometida de la administración de Donald Trump dio apertura a un nuevo capítulo en el comflicto sirio en tanto que fijó un parámetro de ejercicio que quedó ausente durante la dirección de Barack Obama.

Donald Trump recibió el sustento de diversos socios occidentales, entre ellos siete naciones del sur de la Unión Europea quienes recientemente se congregaron en la ciudad de  Madrid.

No fue el argumento ni el caso de la dirección uruguaya. Rosselli explicó “mirando a los ojos a la representante diplomática norteamericana” (Nikki Haley) que concebía que la agresión unilateral había sido fraudulenta. De este modo, Uruguay junto a los otros nuevos integrantes no permanentes del Consejo de la ONU solicitaron averiguar para saber qué fue lo que verdaderamente aconteció en Siria y quien es el autor de la agresión que contuvo el uso de armas químicas frente a la población civil.

Resultado de imagen para Uruguay asumirá presidencia ante la ONU

Por su parte, Estados Unidos de Norteamérica fundamentó que poseía certidumbre de que el ataque había sido efectuado por fuerzas referentes y cercanas al régimen, pero el diplomático charrúa concibe que aún no se han presentado las pruebas pertinentes. “Cada uno posee sus propios preocupaciones. Pero es necesario demostrar la inocencia o participación del hecho”, demarcó.

Rosselli entiende que no existe otro futuro para la nación de Siria que no brote de un convenio negociado entre el sector de la oposición y el sector gobierno. Por eso insistió en el requerimiento de que queden suspendidas las hostilidades como mecanismo imprescindible para que las partes retornen a la mesa de negociación.

Comments

comments