Uruguay: Cambio climático y globalización definirá futuro del trabajo

Uruguay.- Hace cerca un centenar de años, gobiernos,  administraciones, empresarios y trabajadores convinieron que la justicia social sería el orden que administraría la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Uruguay y en el mundo.

Recientemente, al conversar sobre el futuro del trabajo, el rector del organismo, Guy Ryder, debatió si los mecanismos (conceptuales, políticos y corporativos) que lo orientan se encuentran al servicio de los mismos propósitos en los próximos años.

“Si convinimos que sí, tenemos que esbozarnos las razones por las cuales no se originan siempre y en todas partes las consecuencias esperadas”, afirmó, sobre la base de que el mundo “resulta cada vez más desigual”. “Si la respuesta es que no, entonces debemos buscar lo que nos sirva para conseguir las metas que nos hemos fijado”, añadió.

En este sentido, el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo alojó hace poco a más de un centenar de personas que concurrieron a la alocución sobre el futuro del trabajo dictada por Ryder, en oportunidad de su visita de un día a la ciudad de Montevideo (Uruguay),  previa a su viaje a Buenos Aires para asistir a la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, que iniciará hoy y continuará hasta el jueves.

uruguay

Ponencia de Ryder

Según reseñó el portal La Diaria, entre los que atendieron a Ryder se topaban representantes del movimiento sindical, de las cámaras industriales, académicos, legisladores y políticos.

Conversando de la evolución del mundo laboral, este inglés oriundo de la localidad de Liverpool sustentó que el punto de partida será equilibrar los elementos que se encuentran formando las transformaciones: las nuevas tecnologías, las propensiones demográficas, el cambio climático y la globalización.

La denominada cuarta revolución industrial persuade opiniones muy divididas: “Algunos advierten el fin del trabajo y otros recuerdan que, a pesar de las fuertes ansiedades que forjaron en su momento, las tres revoluciones antecedentes tuvieron, después de espacios de gran turbulencia, otros de más ocupaciones y mejores niveles de vida”, compendió Ryder.

Del mismo modo el especialista adelantó que la respuesta aparecerá de la mano de cómo nuestras sociedades decidan compartir los beneficios de la innovación.