Uruguay: Compra de genética ha sido una inversión

Uruguay.- Hace mucho tiempo que la asociación de genética en cualquier plantel o rodeo de cría, de la variedad vacuna u ovina, resulta una inversión y no un gasto; “esto se encuentra más que evidenciado”, manifestó a El Observador Agropecuario Gerardo Zambrano, director del escritorio consignatario Zambrano & Cía.

De este modo, el empresario uruguayo recalcó que la genética es lo que hace que dos animales coman lo mismo y conviertan diferente, y por otra parte afirmó que ese animal que posee genética de calidad se encarece en el momento de venderse, tanto en el mercado de regeneración como para faena.

Según El Observador, el rematador opinó que la República del Uruguay se encuentra muy bien desde el punto de vista de patrones de las diferentes razas y especies, porque los industriales apuestan a la genética al observar que esas inversiones les han dado muy buenas derivaciones.

Zambrano subrayó que la Expo Prado es una gran circunstancia para adquirir productos de gran destaque genético, que a los cabañeros les cuesta mucho producir y disponer para ser partícipes en esta exposición. “Son grandes oportunidades porque los que salen a comercialización son los mejores animales de cada cabaña”, sustentó.

Imagen relacionada

Al mismo tiempo acentuó las muy buenas condiciones de inversión y flete que se ofrecen en los remates de la exposición. “Acá se hacen muy buenas actividades comerciales, porque existen muy buenas condiciones; cualquier animal que adquiera se lo llevan casi al establecimiento. Igualmente existen muy buenas condiciones de préstamo a través de los distintos bancos que son partícipes de la exposición”, dijo.

También recalcó que las muy buenas condiciones productivas que se encuentran en la Expo Prado después no se adquieren sencillamente en el mercado, algo que del mismo modo es necesario tener en cuenta.

Zambrano & Cía

Por otro lado el escritorio Zambrano & Cía inició con sus remates de la Expo Prado el pasado día sábado nueve de septiembre, conduciendo la comercialización de la raza Cuarto de Milla, designada Potros por un sueño.

En la oportunidad se consiguieron los siguientes costos máximo, mínimo y promedio en cada clase: 14 hembras PI US$ 4.800, US$ 1.800 y US$ 3.120; dos padrillos PI US$ 3.000, US$ 1.800 y US$ 2.400; dos hembras cruza US$ 2.640, US$ 1.800 y US$ 2.220 y siete machos castrados US$ 1.860, US$ 1.140 y US$ 1.583.