Uruguay: Farmacias instalaron botones de pánico

Uruguay.- El Centro de Droguerías de la República de Uruguay (CFU) llegó a un convenio con el Ministerio del Interior para apostar botones de respuesta de seguridad policial en sus establecimientos comerciales, algo que brotó como reclamo de seguridad ante la expectante comercialización de marihuana para usanza recreativa.

Los empresarios solicitaron desde un primer instante soluciones ante viables robos una vez que se ponga en práctica la distribución de la droga bajo la reglamentación del gobierno.

En este sentido y según reseñó el portal de El Observador de Uruguay, a partir de la venidera semana se pondrá en práctica en diez o quince farmacias de la nación, un botón de pánico que se encontrará conectado de manera directa con el comando del 911 de la Policía, comunicó el vicepresidente del Centro de Farmacias, Alejandro Antalich, al mencionado medio.

La estrategia no poseerá costo para los propietarios que pretendan instalar el dispositivo, debido a que se desarrolla en los POS de tarjetas de crédito y débito.

“Va a ser un pulsor de pánico que apenas se maniobra lo observa el 911 y se proyecta una alerta a todos las ordenaciones móviles policiales de la región”, manifestó Antalich. El dirigente subrayó que las farmacias representarán el primer rubro comercial y situar ese tipo de respuesta policíaca.

Por otro lado, los dispositivos de recaudación electrónica remitirán a la Policía la geo-localización de la droguería en peligro, con lo cual se hará más factible la llegada de los patrulleros y vigilantes, que cuentan con navegador y tecnología de GPS.

Para el director del gremio de las farmacias (una alineación que congrega a comercios de barrio y posee treinta por ciento del mercado), la medida es “una ganancia” y subrayó que “va más allá de las farmacias que van a ofrecer y comercializar cannabis, porque la tecnología la pueden adquirir todas”.

De todas manera el botón de pánico germina a partir de los planteamientos ante la comercialización de marihuana, algo que todavía no posee una fecha de inicio clara.

Las farmacias conservaron jornadas de encuentro cortas con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi. Una vez que hubo convenio a nivel político, los empresarios debatieron la trascendencia práctica de la medida con especialistas miembros del ministerio.