Uruguay: Senado aprobó proyecto para eliminar bolsas plásticas

Uruguay.- La Cámara de Senadores sancionó por unanimidad el proyecto de ley que establece el cobro ineludible de las bolsas plásticas, inhibe la importación y producción de las bolsas que se manipulan actualmente en los supermercados y promueve la utilización de materiales más amigables. El proyecto deberá pasar ahora a la Cámara de Diputados.

“Resulta necesaria una racionalización de las bolsas que utilizamos. Te dan cinco o seis bolsas y nunca están llenas. Existe una ineficiencia muy grande en el uso de bolsas”, manifestó en rueda de prensa el rector nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario.

Uruguay emplea 1.200 millones de bolsas, lo que representa “un disparate a nivel global“, según declaró Nario.

La industria tendrá un plazo de un año, una vez ratificada la legislación, para pasar a materiales compostables. “Tienen que ser materiales biodegradables”, declaró.

Según reseñó el portal El Observador, el asambleísta colorado, Pedro Bordaberry, quien había representado un proyecto sobre este tema que fue manipulado como base por el Poder Ejecutivo, expresó que la iniciativa aprobada al ciudadano “no le cambia nada”. “Va a utilizar una bolsa que se tira y no causa daño al medioambiente”, declaró.

bolsas

Uso de bolsas plásticas

El uso de bolsas plásticas como material esencial se remonta a los años cuarenta.

La conocida como tipo camiseta es la más común para los comercios y clientes, de hecho, su utilización en los mercados se expandió como un elemento cotidiano hace unos años. Estas bolsas se adjudican para luego ser desechadas, siendo posteriormente un gran foco de contaminación.

Por tener origen petroquímico perjudican la atmósfera, debido a que los gases forjados durante su descomposición dañan al ambiente. 

De igual forma, las bolsas plásticas no únicamente dañan el medio ambiente, sino que afectan gravemente a los animales de mares y ríos. La inconsciencia de las personas que lanzan dicho material a estos lugares, provoca el fallecimiento de muchos seres vivientes por envenenamiento, asfixia y mala digestión, pues confunden este material con comida.