Uso de armas de fuego en Estados Unidos genera 93 muertes diarias

Estados Unidos.- La página web de la Campaña Brady reveló que 93 ciudadanos mueren como consecuencia de un impacto de vela, y al año la cifra es de 309 personas.

La media de personas que reciben un impacto de bala en Estados Unidos es de 309 personas diarias y anual son 114.994 personas.  Campaña Brady señaló que las cifras dejaron ver que por cada diez ciudadanos hay nueve armas, y esa cifra es la proporción más grande en el planeta, ya que en algunos lugares  los grupos de presión impiden que se apliquen reformas para impedir que estas situaciones sucedan.

La Campaña Brady tiene el nombre de James Brady, quien recibiría durante el mandato del expresidente fallecido Ronald Reagan, un impacto de bala para salvar la vida del mandatario. El fatídico accidente de dejó postrado en una silla de rueda, como consecuencia de la herida. Tal situación logró que el Congreso aprobará en 1993 una ley bautizada bajo su nombre, la cual alcanzó endurecer los requisitos para tener acceso a un arma, y desde entonces a 3 millones de personas se les ha negado el acceso a un arma a través de la venta.

El hecho corroboró que en Estados Unidos para que se registren  reformas significativas en las leyes se requieren de sucesos de impacto, donde participen  pistolas y rifles que solo ocurren en lugares determinados. En Estados Unidos las leyes, fabricantes y votantes quedan amparados en las leyes a favor de las armas, Sin embargo, el último cambio legal sobre ese tema en Estados unidos fue  en 2007, cuando se logró la prohibición de ventas de armas a personas con trastornos y que sean delincuentes.

Un caso que marcó a los estadounidenses en esa materia fue los disparos  que recibió el congresista demócrata Gabrielle Giffords, que desde el ataque quedó sufriendo una discapacidad mental.

Brady, secretario de prensa de Reagan le salvó la vida en 1981

Tampoco sucedió con el caso donde 20 niños y 6 adultos donde fallecieron. El momento fue aprovechado por las autoridades para extender el control de antecedentes, controlar el número en el uso de balas y prohibir los rifles. La medida expuesta durante el gobierno del expresidente Barack Obama no contó con el apoyo y no fue aprobada.

A la fecha sigue siendo novedad y da de que hablar el tema de las armas en Estados Unidas, pues el Estado aún no ha logrado controlar ese terrible problema.