CulturaInternacionales

“Vargas Llosa y Cincos esquinas”

El ganador del premio Nobel de Literatura 2010 dio conocer su último libro, una combinación de política y periodismo en su forma más detestable.

Cinco esquinas, un libro que nos retrata las últimas décadas de la política peruana hasta llegar al gobierno de Alejandro Toledo, además, nos da una imagen del amarillismo periodístico, que surgió en el Perú como arma de gobierno contra los detractores del mismo, escandalosos titulares que demacraban la imagen del cuarto poder.

Imagen de autor: las manos detrás de la publicación de cinco esquinas, un hombre que ha cumplido ocho décadas vida, y que vale resaltar, dio a conocer su último escrito a pocas semanas de las elecciones 2016 en el Perú. Recordemos Mario participó en la política, donde su contendor más duro fue el ex presidente Fujimori, del que se habla y menciona en páginas de esta obra. ¿Un ataque intelectual o pura coincidencia? La verdad, solo lo sabe el autor.

Análisis de la obra: como nos tiene acostumbrado el escritor, tiene una trama entretenida, juega con las clases sociales contrastadas, los barrios céntricos de Lima y los exclusivos, marcando líneas imaginarias entre las clases sociales. Los personajes bien trabajados, tanto que, no cuesta imaginar que puedan existir en la vida real, porque esa es la libertad que tiene un escritor, escribir lo que es y lo que puede ser. En la estructura, como en otras de sus obras, se tejen historias individuales que en algún momento llegan a un punto de encuentro, para tomar forma y entender mejor el porqué de cada situación. Un libro ligero a diferencia de anteriores publicaciones, con buen contenido, pero no con la intensidad que podría esperar un lector que ha seguido la secuencia de sus escritos.

El argumento: la obra gira en torno a Enrique Cárdenas, un adinerado empresario que es víctima de un chantaje por un periodista de espectáculos, Rolando Garro, director de un semanario llamado “Destapes”, el cual se encarga de sacar a la luz los más pérfidos y asquerosos problemas y chismes de la farándula. Al no querer acceder a esta petición, Garro publicará unas fotos comprometedoras del empresario, el cual repercutirá en un escándalo. Y a raíz de este enredo se verá involucrado la mente maestra del gobierno, apodado como el Doctor. El contexto de la obra nos habla de un Perú en la época del terrorismo, los toque de queda, por lo cuales no podía haber personas en las calles en ciertos horarios, los apagones por la destrucción de las torres de luz, los coches bombas y secuestros por parte de Sendero Luminoso y el Movimiento revolucionario Túpac Amaru (MRTA).La prensa de persecución selectiva ,estaba a la cabeza de Vladimiro Montesinos, que usaba los medios de comunicación escrito para denigrar a sus contendores, y es éste, quien manda matar a Garro, por tratar de hacer negocios con Cárdenas sin avisarle, todo por el poder y el reconocimiento. El gobierno, para poder salir limpio del caso, arman una historia sobre el asesinato del periodista que, había aparecido en el barrio de Cinco esquinas, toman como culpable a Juan Peineta, un recitador de poesía que había sido víctima del periodista cuando trabajaba en la televisión .El poder influiría en la libertad del empresario limeño, en el caso contrario, se hubiese quedado en la cárcel sin haber cometido el crimen, como fue el final de Peineta.

La muerte de Rolando Garro deja como sucesora a “la retaquita”, la mano derecha del periodista, que hace contacto con Montesinos, quien le ofrece trabajar para ella, pero con la condición de guardarle toda la lealtad del caso, no como Garro, que había hecho negocios sin darle participación, el motivo por el cual es asesinado a manos del Servicio de inteligencia (SIN). El asesor de gobierno le confiesa sus planes en las diversas reuniones que tienen al sur de Lima, sin saber que, ella estaba grabando las conversaciones.

La retaquita: sacará la última vez los ejemplares de Destapes, en esta oportunidad no hablando de farándula, sino de política nacional .Y acusa al Doctor por si algo le pasaba a ella o alguno de sus colaboradores. Además de culparlo de la muerte de su mejor amigo, Rolando Garro. Las pruebas, treinta y siete grabaciones que fueron enviadas al Poder Judicial, para tomar las acciones del caso. Una mujer que dio el primer paso para que cayera la dictadura del gobierno fujimorista.

Del otro lado, al salir de toda culpa, Enrique Cárdenas mejora la relación con su esposa y en un viaje al exterior cumple el deseo de tener un encuentro sexual con dos mujeres .Se dará la libertad de seguir en un juego que llevará años, con su compañera de toda la vida y la mujer de su mejor amigo.

<< Él había pensado que, después de todo, un periodista puede ser a veces útil. “Y también peligroso”, concluyo. Tuvo el presentimiento que nada bueno saldría de esta visita. >>

                                           Cinco esquinas, Mario Vargas Llosa.

 

 

 

Alvaro Sinarahua

Redactor en Segundo enfoque

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close