Tabaré Vázquez dará dinamismo al TLC con México

Uruguay.- El 15 de julio de 2004, la administración del entonces presidente Jorge Batlle consiguió un gran logro después de años de adversidad, porque ese día entró en dinámica y vigor un tratado de libre comercio con México, el cual posteriormente abrió las puertas a la economía y exportación del Uruguay.

Aunque los asociados del Mercado Común del Sur (Mercosur), en particular Brasil, siempre se han mostrado renuentes a que Uruguay busque convenios en solitario, en ese caso la nación pudo ampararse en el Acuerdo de Complementación Económica 54 del año 2002 entre el Mercosur y México, y en la sistemática de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI).

Según reseñó el portal El País, hoy el presidente Tabaré Vázquez llegará a México, donde continuará hasta el jueves con la idea de sacarle mayor jugo a un convenio que, si bien incrementó el comercio bilateral durante la última década, posiblemente no colmó las expectativas.

De este modo, el tratado liberó de tarifas o tributos a todos los productos, excepto los de una lista considerada sensible, para los que se instituyeron tratamientos diferenciales.

uruguay

Dinámica de exportaciones del Uruguay

En 2004 las exportaciones a México llegaron a US$ 117 millones, y en el 2016 se situaron en US$ 170 millones.

Cabe destacar que dichos datos no contienen las realizadas desde zona franca por Pepsi Co. Hasta septiembre de este año, se situaban en US$ 185 millones, de acuerdo con datos de la Unión de Exportadores facilitados a El País.

Las comercializaciones con la nación azteca han oscilado como porcentaje del total de las exportaciones charrúas desde 2004 entre el dos por ciento y el cuatro por ciento del total.

Al menos en la teoría, México conseguiría ofrecer grandes oportunidades a Uruguay, debido a que es la décima nación más poblada del mundo, con más de cien millones de habitantes.

En el mismo orden, el convenio sirvió de algo porque desde 2004 las ventas a México superaron todos los años los US$ 100 millones anuales, nivel que no habían alcanzado al menos desde el 2000, aunque en esos años se originó una honda crisis en Uruguay.

Un informe de Uruguay, de mayo de este año, expone que durante 2016 el primer producto en el ranking de remesa a México fueron los cueros y sus manufacturas con más de US$ 57 millones, seguidos de los productos lácteos con dinámica de algo más de US$ 33 millones.