Venezolanos marcharon este sábado contra las detenciones de alcaldes

Venezuela.- El Tribunal Supremo de Justicia ha detenido a dos alcaldes de la capital en lo que va de agosto, por lo que los venezolanos salieron este sábado a protestar.

Desde principios del mes de agosto, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ha estado citando a varios alcaldes venezolanos, motivado a las sentencias que ya había dictado en su contra por haber permitido la realización de protestas y barricadas en sus respectivos municipios.

Ramón Muchacho (Chacao) y David Smolansky (El Hatillo) son dos de los alcaldes que fueron sentenciados a 15 meses en prisión, los inhabilitaron políticamente para que no continuaran gobernando, y no los dejan salir del país bajo ninguna circunstancia. Los motivos son haber permitido protestas durante los últimos cuatro meses, a pesar de las advertencias legales del TSJ.

Pese a las medidas tomadas por dicho ente judicial, ni Muchacho ni Smolansky se presentaron a las audiencias, por lo que en estos momentos están siendo buscados por los cuerpos policiales.

Ante esas detenciones, los venezolanos decidieron salir a las calles nuevamente para protestar, teniendo como puntos de concentración los municipios Chacao y El Hatillo.

Con pancartas y consignas, los manifestantes mostraban su descontento ante lo que ellos consideran es una dictadura, y a diferencia de otras ocasiones, los efectivos de la Policía Nacional Bolivariana y los de la Guardia Nacional Bolivariana no los atacaron, por lo que pudieron llegar sin ningún problema a la plaza Alfredo Sadel.

Mientras tanto, en otros estados del país también marcharon en contra del gobierno de Nicolás Maduro, concentraciones en las que hasta ahora no han revelado que hubo enfrentamientos o personas que hayan perdido la vida.

Luego de este evento cívico y pacífico que pudo realizarse tomando en consideración lo que se estipula en la Constitución de 1999, padres de los jóvenes que han muerto en las concentraciones desde el mes de abril se han pronunciado en contra de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El motivo es que consideran que desde el 30 de julio no se han comportado a la altura de lo que deberían haber hecho ante el fraude constitucional con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente.