venezuela

Venezuela cayó en default parcial

Venezuela entró en default parcial luego de no cumplir con el pago de $USD 200 millones en sus bonos globales.

La calificación fue dada por la agencia Standard & Poors. Un signo que para los expertos indica que el país no se encuentra en condiciones de cancelar su elevada deuda externa.

La valoración fue otorgada por S&P luego de que se cumplieron los 30 días de prórroga para que la nación sudamericana cumplieran con los pagos de los bonos de 2019 y 2024.

En un comunicado, la agencia detalló que bajaron dos calificaciones hasta llegar a D (Default). En cuanto a la deuda en moneda extranjera, la colocaron en SD (Default Parcial).

Acreedores descontentos

La medida se tomó horas después de que el presidente Nicolás Maduro se reuniera con sus acreedores, sin un plan concreto sobre la renegociación de la deuda soberana y de PDVSA, calculada en $USD 150 millardos.

Fuentes cercanas afirmaron que los prestamistas salieron decepcionados del encuentro; no obstante, el gobierno de Venezuela lo consideró un rotundo éxito.

Por su parte, el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, anunció la creación de mesas de trabajo para evaluar propuestas. No se dieron detalles de fechas.

Asimismo, afirmó que el país está blindado, mientras acusaba a la administración de Donald Trump de cerrarles vías con las sanciones impuestas en agosto.

El Ejecutivo nacional confirmó la asistencia a la reunión de inversionistas de Alemania, Japón, Estados Unidos, Chile, entre otros.

Sin embargo, algunas fuentes indicaron que muchos no se presentaron debido a la sanción impuesta desde Washington a El Aissami, que prohíbe a los ciudadanos tratar con él.

Al respecto, representantes de S&P afirmaron que las penalizaciones aplicados por EEUU pueden ser una importante traba en el proceso de negociación con tenedores de bonos.

Un futuro nada prometedor  

Venezuela posee actualmente reservas internacionales de solo $ USD 9.700 millones, pero debe cancelar $ USD 1.470 millones antes que culmine 2017.

Entre tanto, 2018 no se ve nada esperanzador, pues el país suma obligaciones por más de $USD 8.000 millones.

En este punto es cuando las miradas se posan en China y Rusia, con quienes ya se han asumido grandes compromisos.

Al gigante asiático se le adeudan $ USD 28.000 millones, mientras que a Moscú $ USD 8.000 millones.

Caracas ya inició conversaciones con ambas naciones y se prevé la firma de acuerdos sobre reestructuración de deuda para esta semana, al menos con el Kremlin.