Venezuela: Oficialismo pidió iniciar remoción de la fiscal general

Venezuela-. El diputado oficialista Pedro Carreño pidió este viernes al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela comenzar el proceso de remoción de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, contra quien también solicitó una medida de prohibición de salida del país así como la congelación cautelar de sus bienes. 

La solicitud también demanda que el alto tribunal determine si existen razones para llevar a juicio a la funcionaria, comentó Carreño a los periodistas desde la sede del máximo tribunal.

A juicio del parlamentario, Ortega Díaz incurrió en las faltas de “atentar, amenazar o lesionar la ética pública y la moral administrativa”, “actuar con grave e inexcusable ignorancia de la Constitución”, y de “violar, menoscabar o amenazar los principios fundamentales establecidos en la Constitución”. Toda las anteriores son causales de una falta grave, según la ley orgánica del Ministerio Público, las cuales leyó Carreño.

Además he pedido dos medidas cautelares, la primera es la prohibición de gravar, enajenar, ceder, permutar, vender, cualquiera de sus bienes, para preservar el patrimonio“, indicó para señalar que si se determina algún daño al patrimonio se debían resguardar los bienes para resarcir el daño.

La siguiente medida responde a que el oficialismo analiza el proceder de la fiscal “como la génesis de las actuaciones de las personas que se van a fugar del país y por lo tanto en el documento hemos solicitado una prohibición de salid del país”, apuntó el diputado. 

La legislación venezolana establece que la remoción de los integrantes del Consejo Moral Republicano (Contraloría Fiscalía, Defensoría del pueblo) se encuentra en manos de la Asamblea Nacional, con el previo pronunciamiento de la Sala Plena del TSJ sobre una falta grave.

A juicio del parlamentario, Ortega Díaz incurrió en las faltas de “atentar, amenazar o lesionar la ética pública y la moral administrativa”

No conforme, el diputado no detalló como se completaría este proceso si se catalogara la falta, porque el Parlamento, en manos de opositores y ahora respaldados por la fiscal, está en desacato y sus actos son considerados nulos.

Carreño pide asimismo que con base en esas faltas “se declare si hay mérito para su enjuiciamiento, es decir que no solo debe ser destituida sino que podría y debe ser enjuiciada”.