Travel

Viaje a la hermosa ciudad de Estocolmo

Suecia.- La capital de Suecia, Estocolmo, es una de las ciudades más hermosas de Europa.

Aunque no es un destino turístico económico, si es posible visitarla de mochilero y conocer sus principales atracciones sin gastar tanto dinero.

[pullquote]Recorra los 57 puentes de la ciudad[/pullquote]

Estocolmo está formada por 14 islas, lo que la hace tan particular y pintoresca.

Las callecitas empedradas de Gamla Stan, en el casco antiguo de Estocolmo, están repletas de casas pintadas en alegres colores, ventas de artesanía y restaurantes muy acogedores.

El palacio real de la ciudad es el Kungliga Slottet, uno de los más grandes de Europa. Allí se ubica también el Museo de Antigüedades de Gustavo III, la Armería real y el Museo Tre Kronor. Aproveche y espere hasta la hora que se produce el cambio de guardia.

Palacio de Estocolmo

La calle más estrecha de Estocolmo es la Mårten Trotzigs Gränd, que sólo mide 90 centímetros de ancho. Apenas pasa cómodamente una persona.

También le sugerimos acercarse al Museo Vasa, que rinde homenaje al buque del mismo nombre, que fue rescatado siglos después de su naufragio, ocurrido en 1961.

La ciudad tiene 57 puentes y una de las iglesias más bonita de la ciudad, la de San Nicolás, y su hermosa talla de San Jorge y el dragón.

Calle más estrecha de Estocolmo

El Ayuntamiento (Stadshuset), donde se realiza el banquete posterior a la entrega de los premios Nobel, es uno de los lugares más concurridos de la ciudad.

La recomendamos visitar el Nationamuseum de Bellas Artes y Diseño de Estocolmo, enclavado en la península de Blasieholmen, Skansen, un museo al aire libre en la isla de Kungliga Djurgården y Nordiska Museet, sobre la cultura sueca.

En Estocolmo hay parques muy atractivos, como el Rålambshovs y el Kungsträdgården. Si le gusta tomar fotos panorámicas, suba al ascensor de Katarina.

Otro lugar para pasar horas entretenidas es Kultuhuset (casa de la cultura), donde encontrará variedad de tiendas, galerías y cafés.

Academia Sueca

No deje de ver el  Palacio de Drottningholm, el barrio de Östermalm, para los que gustan de las salidas nocturnas y la plaza Stureplan.

Aunque no lo crea existe una buena playa para relajarse durante el verano: Långholmen. No es ni remotamente parecida a las del Caribe, pero vale la pena conocerla y sentarse en sus orillas.

Si viaja en invierno patine en la pista de Kungsträdgården, haga una excursión hasta el lago de Mälaren o esquíe en la estación cercana a la ciudad.

Por último, pero no menos importante, visite la Academia Sueca, su biblioteca y museo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close