Votantes argentinos fueron afiliados a partidos sin su consentimiento

Argentina.- En la recta final para las próximas elecciones primarias, varios electores argentinos se encontraron con la sorpresa de que habían sido afiliados a partidos políticos sin su consentimiento.

La información fue suministrada por el secretario de Cámara Nacional Electoral, Sebastián Schimmel, quien indicó que recibieron varias denuncias de ciudadanos, cuyas afiliaciones fueron realizadas sin haberlo expresado voluntariamente.

“En el marco de un procedimiento que es de rutina para nosotros iniciamos distintas actuaciones. Una es con el ciudadano que no sabía que estaba afiliado y simplemente quiere renunciar a su vinculación con el partido. Como también en los casos de personas que fueron afiliadas sin haber consentido esa filiación“, explicó.

Schimmel aseguró que no es un procedimiento nuevo

A pesar de que este tipo de afiliaciones constituyen un delito, Schimmel aseguró que no es un procedimiento nuevo. A su juicio es un hecho punible pues “se trata de una falsedad ideológica de la ficha de filiación”, agregó.

El Código Penal argentino, en su artículo 293,  señala que “será reprimido con reclusión o prisión de uno a seis años, el que insertare o hiciere insertar en un instrumento público declaraciones falsas, concernientes a un hecho que el documento deba probar, de modo que pueda resultar perjuicio”.

El funcionario indicó que este proceso debe cumplir con una formalidad muy precisa y que además requiere de la firma del ciudadano, como prueba de aceptación, asi como adjuntar copia del Documento Nacional de Identidad (DNI) por cuadruplicado. “Una original para el partido político, otra para el Juzgado en primera instancia, otra para la Cámara Electoral y otro para el ciudadano”, detalló.

Las denuncias de falsificación de afiliaciones deben ser sustentadas con un expediente y conllevan una averiguación. En el caso de que un partido pierda el mínimo de afiliados establecido por la ley por demostrarse que incurrió en afiliaciones ilegales, “llevaría a un procedimiento de la caducidad de la personalidad jurídica”, destacó.

El caso tomó mayores proporciones, cuando un grupo de policías de la provincia de Mendoza aseveraron que introducirán una denuncia  ante la Fiscalía de Estado, pues fueron afiliados sin su consentimiento a partidos políticos provinciales.

La ley que regula la actividad de los efectivos policiales prohíbe expresamente que los mismos participen en actividades de tipo político, pues podrían ser sancionados.

Los efectivos constataron que sus nombres aparecían en el Registro Nacional de Afiliados a Partidos Políticos, una herramienta on line que permite detectar afiliaciones falsas.