Yihadista tenía objetivos en España

Abdelhak El Khayam ha revelado durante su estadía en España que la célula yihadista desarticulada en Nador por las autoridades marroquíes tenía como objetivo atacar a personalidades militares y civiles en Ceuta y Melilla, además de en Marruecos.

Tres supuestos yihadistas fueron arrestados a finales de la semana pasada en el norte del país y, según el Ministerio del Interior, formaban una célula vinculada al Daesh. Algunos medios de comunicación de la localidad informaron que tenían objetivos en las ciudades de Ceuta y Melilla.

El Khayam precisó que esta célula era muy peligrosa y tenía previsto atentar contra personalidades militares y civiles tanto en Marruecos como en Melilla y Ceuta. Insistió en que las autoridades marroquíes todavía están investigando los planes de los terroristas, por lo que no avanzó más detalles. Ya en declaraciones a ABC, El Khayam puso como ejemplo a este grupo como uno de las que se han detectado últimamente que actúan en ambos países, lo que supone un nuevo elemento de preocupación.

Sin embargo, reiteró que la colaboración con las autoridades españolas no se puede mejorar. Agentes de Marruecos trabajan con españoles en el país, y viceversa. Hay escuadrones marítimos conjuntos, equipos de investigación, operaciones basadas en el cambio de información o formación policial.

Desde el año 2014 se han ejecutado ocho operaciones anti yihadistas conjuntas entre los dos países, siete con la Policía Nacional y una fomentada desde la Guardia Civil. El resultado han sido 41 detenidos en Marruecos y 23 en España, según las últimas cifras ofrecidas por el Ministerio del Interior.

Sobre algún aspecto que podría mejorarse en esa cooperación, el director general de la Oficina Central de Investigación Judicial marroquí aludió a la conveniencia de que España cuente con el mismo tipo de legislación que su país en materia de retornados, porque en su opinión es fundamental para combatir a los yihadistas.

El experto antiterrorista medita que la radicalización de sus compatriotas en países como España u otros europeos es debido a que se sienten marginados, excluidos de la sociedad. Viven en barrios, donde es más fácil la actuación de las redes para la captación.

En España este problema está aún en fase incipiente, pero si no se actúa con decisión las consecuencias pueden ser devastadoras.

Comments

comments