Entretenimiento

“13 Reasons Why”

Estados Unidos.- Hace no muchos meses Netflix sumó la serie “13 Reasons Why” a su plataforma. La serie co-producida por la actriz y cantante Selena Gómez, generó mucha polémica en su primera temporada. No serán trece pero algunas razones tenemos.

La serie está basada en una novela de Jay Asher del año 2007 donde una estudiante de secundaria se suicida y deja trece grabaciones de voz explicando el por qué. En torno a ello gira la serie y en cada capítulo se presenta un lado de cada cassette grabado por Hannah Baker (Katherine Langford).

Ahora bien, cada uno de los cassettes tiene como protagonista a la misma Hannah y a uno de sus compañeros de escuela que la han hecho sufrir, algunos aún sin darse cuenta el daño que provocaban.

Cuando comienzan las grabaciones, algunos detalles hasta parecen banales, no parecen razones por las que una persona llegaría al suicidio. A pesar de que lo que intentan mostrar en la serie es justamente eso, cómo algunas actitudes como plantarla en una cita o dejarla de lado hacen que a una persona la afecten de semejante manera.

A medida que los cassettes y las razones se van sumando, uno va viendo cómo la protagonista se rinde, comienza a pensar, a analizar el suicidio y a planear todo.

Sin embargo, a medida que los capítulos avanzan, las razones no son tan banales o tan adolescentes. Comienzan a verse abusos, violaciones, adicciones. Ahí es donde se rompe lo que la serie parecía querer mostrar: una sucesión de hechos que parecían triviales afectaban enormemente a Hannah.

La abismal diferencia entre un cassette donde a la protagonista la plantan en una cita a la escena donde es violada (ella y su amiga) hacen que el espectador no pueda terminar de entender o de convencerse del todo por la razón o las razones del suicidio. Algo tan traumático y violento es puesto como una de las razones e incluso la determinante, pero los matices que se manejan entre un hecho y otro no quedan claros ni del todo separados.

Otra de las más fuertes críticas a la serie, es la cruda escena donde la protagonista se suicida en la bañera de su casa. La escena es tan explícita como impresionante y ha sido tan repudiada por los espectadores y por sobre todo por los directivos de escuelas,  que el escritor Brian Yorkey explicó: “Mucha gente está acusando al programa de idealizar el suicidio y siento profundamente que hicimos todo lo contrario, retratamos el suicidio y lo pusimos como algo muy feo  y muy dañino”. 

Sin embargo, a pesar de la explicación y justificación de sus creadores, muchas escuelas han advertido a padres y alumnos acerca de no ver la serie si están pasando por un momento inestable de su vida.

La serie, tan repudiada como amada, anunció una segunda temporada sin fecha fija establecida. ¿Repararán allí las críticas negativas de la primera temporada?.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close