35 sin años sin Bob Marley

A 35 años de la muerte del ídolo musical Bob Marley, representante mundial de la música reggae.

A lo largo de su corta vida, pasó por un montón de eventos que a muchos les habría costado años alcanzar incluso a nivel musical.

[pullquote]”La gente que está tratando de hacer este mundo peor no toman ni un día libre, ¿óomo podría tomarlo yo? Ilumina la oscuridad”. (Frase dicha en un concierto, días después de que lo intentasen asesinar en su casa).[/pullquote]

Fue conocido como el representante del movimiento rastafari,  que tiene por finalidad ir por un sendero recto y verdadero, siempre con bondad, hermandad, verdad. Son conocidos popularmente por sus dreadlocks. Y Marley claramente lo hizo, por ejemplo cuando le fue concedida la medalla de la paz, por lograr  que el primer ministro, Michael Manley, y el líder de la oposición Edward Seaga, se dieran la mano en uno de sus conciertos por la paz.

En cuanto a su genialidad musical, el disco Uprising fue el último del músico ya que moriría al año siguiente, en el muestra su  fuerte influencia religiosa y rastafari. Este fue el disco que le consiguió su estrella en el hall de la fama de Hollywood, pero un poco tarde, el no llegó a verla ya que se colocó en el año 2001, aunque ni este ni ninguno de sus otros 10 discos, más allá de haberse posicionado muy bien en los rankings le consiguieron un premio Grammy.

Pero bien vale la aclaración de que Bob era un ídolo en casi todo el mundo menos en su tierra natal, donde estaba al mismo nivel de otros músicos del mismo estilo y misma temática a la hora de escribir letras como el desafío al statu quo. Pero esto se debía a que la cultura jamaiquina no pone a sus ídolos en pedestales como se hace en otras partes del mundo. Nadie es profeta en su tierra.

Más allá de su genialidad musical, a Marley se lo conocía y se lo recuerda hoy por su empatía con las causas sociales, la justicia la paz social, la democracia, la vida sin lujos. Alguna vez fue criticado por tener un auto BMW, cuando predicaba vida sin lujos, a lo que simplemente respondió que lo tenía por las siglas: Bob Marley Wailers: otra genialidad de un genio.

Su muerte fue sorprendente a tan corta edad, tenía cáncer, melanoma maligno, que se da en gente blanca no de tez negra, pero se cree que al tener un padre de raza blanca esa era la causa. Se lo descubrieron de casualidad por un accidente en un partido de fútbol: le dijeron que lo mejor era amputar un dedo del pie, a lo que se negó ya que su religión no se lo permitía. En 1980 después de un desmayo en pleno Central Park, cuando fue internado el cáncer había hecho metástasis hasta el cerebro y pulmones. Aun así dio un último concierto en Pittsburgh.

Una de sus canciones se inmortalizó muchos años después de su lanzamiento de la mano de Eric Clapton, “I shot the sheriff”. 

Eleonora María Giménez

Eleonora María Giménez

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email