420 caballos robados y desnutridos fueron rescatados de un campo de Ezeiza

176

Este jueves fueron rescatados un total de 420 caballos de un campo en Ezeiza, la mayoría mostraba signos de desnutrición. La operación de rescate de los equinos estuvo liderada por efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires, tras realizar una investigación por un llamado de una ONG al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

El operativo de rescate de los 420 caballos se realizó en un establecimiento de 460 hectáreas ubicado a la vera de la ruta provincial 52, a la altura de la localidad de Tristán Suárez. En el lugar también consiguieron otros 25 ecuestres muertos.

A su vez, integrantes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) de la zona determinaron que el predio no posee habilitación sanitaria para el alojamiento y cría de estos animales.

Lea también Feroz incendio arrasó con la Amazonia, “el pulmón del planeta”

El rescate de los 420 caballos en Ezeiza

Luego que una ONG que lucha contra el maltrato animal denunció que en un campo se encontraban varios caballos de diferentes razas en deplorable estado y algunos de ellos sin vida, se iniciaron las debidas investigaciones que terminaron en el macabro hallazgo. 

Tras la denuncia, la fiscal con intervención en la causa, la Dra. María Eugenia Garrido, integrante de la UFI N° 1 descentralizada de Ezeiza, ordenó realizar un allanamiento al establecimiento, donde se hallaron los animales en mal estado

Por su parte, la Superintendencia de Seguridad Rural, con la colaboración de diferentes Comandos de Prevención Rural (CPR) de Ezeiza, el Escuadrón de Caballería de La Matanza y la Dirección de Veterinaria de esta Policía, estuvieron a cargo de los procedimientos ejecutados en el lugar. Además quedaron bajo custodia los propietarios del campo: un empresario relacionado al rubro y su hijo.

Es muy grave el estado de los caballos en general, hay como más de 20 muertos. El resto caminan entre los cadáveres. No tiene pasto ni agua. Cuando quieren bajar a beber al canal que está contaminado no pueden salir porque mueren allí”, comentó la vicepresidente de la Asociación Civil Caballos de Quilmes, Eugenia.

Asimismo, la activista por la protección y resguardo de los caballos ante el maltrato explicó que “en los campos de acopio meten caballos robados, donde nadie puede ingresar, para luego cargarlos en un camión y finalmente venderlos a un frigorífico”.

Por ahora, se busca establecer la procedencia de los 420 caballos que se encuentran en el lugar. Además se rastrean campos lindantes para intentar dar con otras tropillas propiedad de los imputados. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *