viernes, diciembre 3, 2021
InicioCuriosidades8 alimentos que no debes congelar

8 alimentos que no debes congelar

 

Pones a congelar las sobras por no botarlas, y después te encuentra con algo muy diferente a lo que habías congelado y terminas tirándolo. Te dejamos una pequeña lista de las cosas que no deberías guardar en el congelador.

1. Aunque hagas más mayonesa de la que necesitas, no guardes el resto en el congelador, pues se va a formar una masa desagradable y sin sabor cuando la saques de allí.

2. Justo acabas de abrir un envase de leche para un café y debes salir de viaje por varios días, y aún así no debes congelar la leche, al menos que cuando regreses de tu viaje, la vayas a utilizar para cocinar. La leche luego de congelada no sabe bien.

3. Ni se te ocurra congelar la lechuga y otras hojas de ensalada, puesto que se van a formar cristales de hielo que quebrarán las paredes estructurales y las van a dejar hechas trizas.

4. Los huevos al meterlos en el congelador, se hacen más grandes y se rompen. La única opción que tienes es meter a congelar las yemas y las claras aparte.

5. Congelar los aguacates enteros es un gran error, debido a que la congelación cambia su consistencia. Lo que pudieras hacer es quitar la concha, retirar el hueso y hacer un puré con un limón por cada aguacate, para evitar que se oscurezca y, de esta manera, lograr conservarlos por algunos meses.

6. No congeles alimentos fritos, pues al estar congelados, quedan babosos. En lugar de eso, puedes congelar la comida preparada y sin freír, dejando un espacio entre cada una, en pequeñas cajas o cubiertas de papel plástico.

7. En el caso de los tomates existen diversas opiniones. Algunos dicen que solo congelan bien luego de cocinados. Se ha visto que congelan de buena manera para cocinar metiéndolos en bandejas cubiertas por papel aluminio, haciendo capas, hasta que se hayan congelado. Después de este proceso, puedes guardarlos en bolsas. Para descongelarlos, colócalos bajo el chorro de agua, y la piel saldrá sola.

8. Las papas si las congelas crudas se vuelven arenosas y desagradables. Para evitar que suceda esto, debes cocinarlas primero y luego guardarlas en bolsas plásticas.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments