80% han estado a la espera la donación de riñones en Uruguay

Uruguay.- Hoy por hoy hay 500 pacientes que permanecen en espera por un órgano; el ochenta por ciento son pacientes renales, seguidos por hepáticos y de córnea.

En la República del Uruguay existen tres niños que se encuentran en lista de espera para recibir la donación de un corazón. Sus padres procuran que sus vidas no corran el mismo destino que Ezzio, un infante de dos años de edad que falleció hace ocho días después de esperar por más de un año un trasplante que nunca llegó. 

Según reseñó el portal del diario El País, la rectora del Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Células, Tejidos y Órganos (INDT), Milka Bengoechea, manifestó que por año existen entre seiscientos y setecientos pacientes en lista de espera y que de ellos se trasplanta uno de cada cuatro; “el resto se conserva en las listas dependiendo del órgano que se busque”, reveló.

Así, el promedio para que un paciente adopte una donación renal es de dos años aproximadamente, pero hubo casos en los que el paciente recibió el órgano en tan solo dos días.

Por otro lado, el integrante de la Asociación de Trasplantados del Uruguay (ATU), Jorge Lamela, quien exigió más conciencia en la población para que no hagan falta los donantes, manifestó que el padecimiento renal es muy común en la República del Uruguay y en todo el mundo.

Esta patología se identifica por la pérdida paulatina del funcionamiento de los riñones. El principal propósito de estos órganos resulta la expulsión de desechos y el exceso de agua del cuerpo. En la etapa final del sufrimiento el paciente demanda de diálisis o de un trasplante de riñón.

donación

Leyes de trasplantes en Uruguay

Una reforma de la legislación en el año 2013 decretó que todo ciudadano uruguayo mayor de edad es donante salvo que se enuncie lo contrario. El cambio consintió un marcado acrecentamiento de potenciales personas que puedan conferir sus órganos. Desde ese instante el personal de la salud ya no pregunta a los pacientes terminales si anhela o no ser donante.

De este modo, Lamela reclamó que se debe comunicar más a través de campañas en alusión a la importancia de la donación al tiempo que solicitó valorar otras posibilidades a la hora de donar como por ejemplo el trasplante a “corazón parado”.

“Es necesario tener muerte cerebral y para llegar a ella, debe existir un accidente de por medio, un accidente cerebro vascular; nos encontramos reclamando al igual que ya se hace en otros estados, el tema del trasplante a corazón parado“. La técnica consiste en separar la ventilación artificial del paciente a punto de sucumbir hasta que su corazón se pare y luego ceder los órganos al paciente candidato.

Patricia Arnone

Patricia Arnone

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email