El 95% de las multinacionales mantendrán inversiones en España

122

España.- Diferentes empresas extranjeras con filiales en España han confirmado esta semana su apuesta por el mercado español, a pesar de las tensiones territoriales en Cataluña.  

En la celebración del congreso anual de la asociación «Multinacionales por marca España», que ha reunido estos días a un grupo de grandes compañías internacionales comprometidas con la marca país, le ha sucedido la publicación de una nueva edición del «Barómetro del clima de negocios en España 2017», elaborado conjuntamente por ICEX-Invest in Spain, Multinacionales por marca España e IESE.

Según mencionó este estudio, un 95% de las empresas encuestadas aumentarán o mantendrán sus inversiones en España en 2017, por un 91% que responden afirmativamente a mantener e incrementar en este ejercicio su facturación. Lo que apunta a una mejora relevante respecto al 84% que se manifestó en este sentido en 2016. Respecto al empleo, el 94% de las compañías participantes en el estudio aseguran que incrementarán o mantendrán sus plantillas durante el presente ejercicio. El año pasado lo señalaban solo el 87% de las compañías.

Todo esto, con Cataluña como telón de fondo. Al respecto, en declaraciones a ABC, el presidente de «Multinacionales por marca España» Adolfo Aguilar admite que las compañías foráneas afincadas en España «observan con atención lo que está aconteciendo en el contexto político». En este sentido, añade que «de momento, no nos sentimos especialmente preocupados» y niega cualquier «temor por una salida de inversiones de Cataluña», aunque apunta a la preferencia por «la estabilidad política y económica».

Inversión de multinacionales en España

De acuerdo con la opinión de Xavier Mendoza, profesor de Esade y director del Observatorio de la Empresa Multinacional Española (OEME) la clave estará «en cuánto tiempo se tardará en normalizar la región» y, advierte, que «en una economía tan abierta como la española cómo te conciban los inversores afecta».

Mendoza destacó del mercado español su nivel de desarrollo y «unas características apropiadas para recibir inversión extranjera de tipo productivo, en términos de costes relativos respecto a otros países de la Unión Europea, de diferentes factores de producción y no sólo la mano de obra». 

Motivado a esto, Mendoza recuerda que somos la cuarta economía de la Eurozona y que, desde los años 60 y 70, ya recibíamos inversiones foráneas. Para este experto nuestro sistema económico está muy diversificado industrialmente, y tiene una fuerte vocación exportadora, de las que en un 43%son responsables las filiales extranjeras (2016).