A Boca no le alcanza con Bou: perdió ante Chivas

98

Boca dejó escapar otra ventaja en un partido de verano y Chivas de Guadalajara se lo ganó en los penales, en los que falló Vergini. El gol xeneize fue otra vez de Bou.

Tal como ante San Lorenzo (estuvo arriba 1-0 y terminó 2-2) y ante River (tuvo muchas ocasiones pero perdió 0-2), Boca anda falto de efectividad a la hora de definir; no aplica, por supuesto, a Walter Bou, que volvió a convertir y sigue haciendo fuerza para quedarse con el puesto de centrodelantero. Pero el equipo de Guillermo Barros Schelotto desperdició chances en el primer tiempo y, si bien se adelantó a través de Bou en el segundo, luego pagó un despeje corto de Vergini con el empate de Chivas, que se impuso en la tanda de penales (en la cual falló el ex-Newell’s).

Así, en la primera mitad Boca tuvo el control de la pelota y generó jugadas claras desde el comienzo: a los 28 segundos, Bou se lo perdió insólitamente en el área chica. A los 8 minutos, Pablo Pérez avisó con un remate lejano que despejó el arquero Cota, que apareció también media hora después para taparle un disparo a Centurión en una contra bien ejecutada por Boca. Y ya en la agonía de los primeros 45, Pérez volvió a sacar un tiro fantástico que pasó a centímetros del palo derecho.

En el segundo tiempo el xeneize bajó el nivel y el trámite se emparejó. Werner hizo una tapada que enmendó un error propio de salir jugando mal con los pies en una pelota que derivó en el delantero Pulido, quien quiso picársela al arquero de Boca pero éste sacó la mano salvadora.

A pesar de perder el control del juego, el xeneize terminó poniéndose en ventaja tras una pelota colgada al área de manera exquisita por Gago, la cual Bou esta vez no perdonó y definió a un palo, sin nada que hacer para el arquero. Minutos después llegó el gol del empate, en un centro desde la izquierda que Vergini rechazó corto y hacia la llegada de Pulido, que metió un remate imposible para Werner.

El resultado de los penales en un amistoso son generalemente anecdóticos, pero el hecho de terminar perdiendo otro partido en el que, así como el de San Lorenzo y el de River, estuvo en ventaja o bien contó con muchas chances de convertir, es la parte que seguramente preocupará a los mellizos Barros Schelotto. La efectividad arriba podrá aparecer pero la defensa no parece que vaya a mejorar: ¿llegará algún refuerzo ahí?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *