sábado, octubre 16, 2021

A Mano

El partido entre Arsenal y Unión fue una paridad absoluta a lo largo del encuentro y ello se reflejó en el resultado final: 1-1.
En el debut de Ricardo Caruso Lombardi, el “Arse” mostró las mismas limitaciones en el juego que las demostradas en el campeonato: tenencia de la pelota pero poca profundidad en ataque y una defensa que no dio garantías de solvencia.
Unión se plantó, como es habitual en Madelón, bien parado con las dos líneas de cuatro tratando de salir de contragolpe y agarrar descuidado al rival. El primer tiempo fue un partido mal jugado: muy parejo y pocas situaciones de gol.
Pero el “Tate” golpeó en el segundo tiempo: a los 10 minutos desbordó Ignacio Malcorra y tiró un centro que conectó con la cabeza Fausto Montero para poner en ventaja a Unión.
A partir de allí, Arsenal volcó su juego al ataque y los santafesinos quedaron en una posición ideal para contragolpear: debió esforzarse el arquero Esteban Andrada para tapar dos jugadas de gol, que serían claves para el resultado final.
Pero….cuando parecía que Unión se llevaba el triunfo, Andrada tomó la pelota en la mitad de la cancha, evadió a un jugador del rival, se la pasó a Sánchez Toro que, sin marca, tiró el centro que ubicó a Matías Sarulyte, el ex defensor de Estudiantes, quién cabeceó con total libertad en plena área chica para convertir el empate en el minuto 49 del segundo tiempo para alegría de Caruso Lombardi y su cuerpo técnico.
Fue 1-1 y está bien: tuvieron momentos interesantes, fue parejo y no hubo muchas diferencias, a pesar de la posición en la tabla de ambos.
Deberá trabajar el nuevo DT para darle a Arsenal mayor volumen de juego para mejorar los resultados. Por algo se empieza y, al menos, hoy no perdió.
Para Unión es una derrota: tuvo el triunfo y se le escapó en el último minuto por un descuido de la defensa.
Empate justo y reparto de puntos.

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments