Abogados chinos denunciaron torturas en cárceles de su país

216

China.– Los abogados Xie Yang y Li Chunfu, defensores de los derechos humanos, hicieron públicas a través de los medios de comunicación las torturas psicológicas y físicas a las que fueron sometidos durante su detención en la cárcel.

El abogado Xie Yang relató cómo fue víctima de puñetazos y patadas, privación de sueño y alimento, amenazas a la familia, por parte de la justicia China, quien fue detenido en 2015.

Los medios de comunicación locales revelaron que en el 2015 las autoridades asiáticas desataron una campaña contra más de 300 abogados en derechos humanos y activistas, que luego fueron reflejados sus historias en un informe detallado para dar a conocer lo sucedido.

Bajo ese escenario algunos abogados privados de libertad fueron soltados puestos en libertad tras confesar sus supuestos delitos ante las cámaras. Es por eso que, lo sucedido a Xie Yang ha sido recogido previamente en documentados informes de Human Rights Watch o Amnistía Internacional entre otros.

El Gobierno chino ha manifestado que la tortura es ilegal y que castigará a todo aquel que la emplee, además de asegurar que los casos de los abogados se están tramitando “de acuerdo con la ley”. Sin embargo, medios locales e internacionales, hicieron públicos los relatos de los abogados torturados, y ha quedado entredicho los supuestos esfuerzos que hacen las autoridades chinas para no torturar y acabar con esa práctica.

[pullquote]“En la cárcel había sido objeto de graves torturas, y que incluso supuestamente lo habían estado drogando durante meses”.[/pullquote]

Por su parte, Li Chunfu, fuera puesto en libertad en un estado lamentable después de casi 17 meses entre rejas. Wang Qiaoling , su cuñada, dijo a los medios que su familiar ha padecido ataques de inseguridad, paranoia, y fue diagnosticado con esquizofrenia. Él fue liberado el pasado 12 de enero de este año.

Wang Qiaoling aseguró que “en la cárcel había sido objeto de graves torturas, y que incluso supuestamente lo habían estado drogando durante meses”.

Antes esos casos, Human Rights Watch pidió explicaciones a las autoridades chinas para saber qué es lo que ha pasado. Por su parte, Maya Wang, investigadora para China, instó al Gobierno para qué dé una explicación de lo sucedido a los ex privados de libertad y a sus familiares.

“Más que eso, tienen la obligación de pagar por su atención médica y rehabilitación y enjuiciar a los responsables (…)”, aseguró  Maya Wang.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *