Abrieron estancia temporal para nativos en Chihuahua

121

México.- Una estancia temporal dará albergue a familiares de enfermos pertenecientes a los pueblos originarios Rarámuri, O’oba (Pima), ódami (Tepehuán) y Guarijó (Guarojío).

El espacio fue inaugurado para estos residentes de la sierra Tarahumara por representantes de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (Coepi).

En un comunicado difundido a la prensa, informaron que la estancia se encuentra ubicada en la colonia Obrera y que sustituirá al albergue que por algunos años funcionó en esa misma localidad.

La comisionada María Teresa Guerrero, titular de la Comisión Estatal para los Pueblos Originarios, destacó que cuenta con 13 cuartos acondicionados, y añadió que es un espacio cómodo y digno.

En la parte baja de la estructura se ubicó una habitación destinada especialmente a personas con discapacidad que cuenta con cuatro camas matrimoniales, un baño y una regadera. Adicionalmente, tiene un área de ingreso, una cocina y un comedor donde colocaron un televisor.

En otra de las áreas se dispusieron varios cuartos amplios con dos camas matrimoniales y dos literas que pueden ser ocupados por seis personas. También hay otras habitaciones con tres y cuatro literas para seis y ocho huéspedes, así como otras de una cama matrimonial y dos literas, para seis ocupantes.

En la planta superior de la estancia, hay un espacio abierto que tiene un moderno cuarto de lavado con tres máquinas automáticas y tres lavaderos tradicionales, de manera de combinar tecnología con la tradición de lavar a mano.

Luego del corte del listón inaugural, la titular del DIF estatal, Cinthia Chavira, quien fue la invitada especial, reconoció el esfuerzo del gobierno del estado y del equipo de la Coepi por el trabajo que realizaron con la puesta en marcha de esta instalación.

“Quienes hemos visto de cerca este trabajo con la visión de solidaridad, entendimiento y de amor, más allá de etnias y de credos, celebramos logros como este“, dijo.

La estancia tiene capacidad para más de 80 personas originarias, cuenta con espacios definidos para mujeres, hombres y familias completas que tienen la necesidad de un refugio por encontrarse de paso en la ciudad para cuidar a familiares enfermos o realizar trámites en las diversas dependencias del gobierno.

Por su parte, Guerrero agradeció el esfuerzo de todo su equipo de trabajo, sobre todo por el hecho de que la habilitación de la nueva “Estancia Temporal“, se culminó antes de cumplirse los primeros 100 días de esa administración.

La estancia quedó bajo la responsabilidad de Irene Ortega y Cristina Gardea, mujeres rarámuri que junto con su equipo de profesionales darán atención los siete días de la semana y 365 días del año.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *