Abrieron investigación para develar otro misterio de la Mona Lisa

La asimetría en los labios de la Mona Lisa podría interpretarse como un gesto de falsedad, según las últimas conclusiones presentadas por un grupo de científicos que comenzaron a realizar nuevos análisis a la enigmática obra de arte.

Según un grupo de investigadores de Estados Unidos, Italia y Reino Unido, la sonrisa asimétrica de Mona Lisa se puede interpretar como no genuina. “Es lo que ocurre cuando el sujeto miente”, aseguran.

De esta forma, los expertos analizaron la sonrisa de la mujer del cuadro pintado por Leonardo Da Vinci, en el siglo XVI. Y destacan que esta investigación la efectuó el experto Luca Marsili de la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos) y lo publicó en la revista Cortex.

Allí los investigadores pidieron a 42 personas que evaluaran cuáles de las seis emociones básicas se expresaban en dos imágenes del lado inferior izquierdo y derecho del rostro de la Gioconda.

Nuevos enigmas

En el estudio se concluyó que el 92,8% de las personas manifestó que el lado izquierdo de la sonrisa expresaba felicidad. Sobre el lado derecho de la sonrisa no hubo la misma impresión. En tal sentido, un total de 35 evaluadores comentaron que la expresión derecha era neutral, cinco que mostraba disgusto y dos que expresaba tristeza.

Además, indicaron que el rostro de la Mona Lisa no posee ningún rastro de activación muscular, esto debido a que al tener una sonrisa real, los músculos alrededor de los ojos se contraen, lo que se conoce como ‘sonrisa de Duchenne’, en alusión al neurólogo francés del siglo XIX Guillaume Duchenne.

Por tanto, la sonrisa “refleja una emoción no genuina y se cree que ocurre cuando el sujeto miente”. Durante una entrevista concedida al diario español ABC explicaron su hallazgo: “La explicación más sencilla es que la sonrisa asimétrica de Mona Lisa es la manifestación de un ‘goce no verdadero’, a pesar de todos los esfuerzos que los bufones de Leonardo solían hacer para mantener a sus modelos felices”.

Esta obra de Da Vinci ha sido sometida a innumerables pruebas, desde el uso de pinturas, técnicas, imágenes presentes en el lienzo y hasta se ha dicho que la modelo de la obra padecía una penosa enfermedad.

Ana Karina Santos

Ana Karina Santos

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email