jueves, octubre 21, 2021
InicioSaludAceites vegetales pueden ser dañinos

Aceites vegetales pueden ser dañinos

Los aceites de girasol o maíz, suelen ser más económicos, pero puede ser muy perjudicial para la salud.

Muchas personas lo consideran un “sustituto saludable” de la mantequilla porque consideran tienen menos grasa saturada.

Sin embargo algunos estudios colocan estas afirmaciones en tela de juicio en el transcurso de los últimos años; alertando que los aceites del tipo vegetal no san tan “buenos” como se cree, de hecho pueden ser perjudiciales para la salud; y es que la palabra vegetal en muchos casos no es sinónimo de saludable.

Te presentamos cuales son los aceites vegetales que según los especialistas recomiendan no consumirlos con tanta frecuencia.

  • Aceite de Girasol: Una investigación realizada por una Universidad de España, demostró que ciertos aceites de girasol contienen compuestos orgánicos llamados aldehídos, que se conoce están relacionados con algunos tipos de cáncer y trastornos neuronales.
  • Aceite de Maíz: Tiene un alto contenido de grasas poliinsaturadas, recomiendan utilizarlos para diversas cosas pero no para cocinar o freír, ya que a altas temperaturas puede ser perjudicial para la salud.
  • Aceite de Canola: Es uno de los aceites vegetales más populares dentro del mercado de la cocina, se comenzó a desarrollar en 1978 en Canadá; aumentan las posibilidades de padecer enfermedades autoinmunes.

¿Qué tan mala puede ser la mantequilla?

La gran parte de los alimentos que se consiguen en los supermercados poseen la mantequilla como ingrediente principal en su preparación.

Aceites vegetales pueden ser dañinos

Desde el pan de molde hasta algunas galletas, pastas, casi toda la comida procesada, salsas y comida congelada poseen mantequilla entre otros tipos de aceite que en muchos casos pueden afectar la salud.

Los aceites de frutas (oliva, coco, palma y aguacate) indican que son muy buenos para ser consumidos por cualquier tipo de personas; y los llamados aceites “malos” son los de semillas (colza, girasol, cártamo, salvado de arroz, semilla de uva y maíz), los de legumbres (soja y maní) y la mayoría de los aceites de frutos secos.

Algunos estudios hablan de alteraciones hormonales y de daños en el sistema reproductivo y neuronal, debido al consumo de este tipo de aceites.

Como recomendación principal se sugiere leer bien las etiquetas de los productos para evitar posibles enfermedades que pueden ser de gran impacto para nuestra salud y la de los pequeños de la casa.

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments