viernes, octubre 22, 2021
InicioSocialAcoso virtual: la denuncia de Antonella

Acoso virtual: la denuncia de Antonella

Argentina.- Todo empezó como simples mensajes “románticos”, pero ahora vive asustada y no sabe qué hacer al respecto.

El pasado 31 de marzo Antonella Nagorine, de 16 años y residente de Avellaneda, publicó una carta pública en su cuenta de Facebook contando su calvario: desde 6 hace meses sufre el incesante acoso de una persona que ella no conoce pero que de alguna manera consiguió su número de celular e incluso podría haber encontrado la dirección de su casa, según cuenta la joven.

En su publicación en la red social  Antonella relata que todo comenzó como simples mensajes de texto, los cuales contenían poemas firmados por “Walter”; en un principio no los tomó en serio, incluso lo consideraba gracioso. No respondía salvo por contadas ocasiones, pero seguía sin darle importancia. Cuando decidió preguntarle quién era, su respuesta fue que era su poeta enamorado y que estaba perdidamente enamorado de ella, aunque Antonella no conocía a ningún Walter y tampoco tenía idea de quién podría tratarse. En otras ocasiones le dijo que no podía dejar de enviarle mensajes y que quería que tuvieran un encuentro; cuando la muchacha le preguntó si iba a violarla, su respuesta fue que no le iba a hacer nada.

mensajes-de-texto-antonella-nagorine2_segundoenfoque

Las llamadas superaban las 25 diarias. Sin embargo ella nunca las atendió, hasta que su mamá decidió que ya era suficiente y lo hizo por ella, alegando que su nombre era Rosa, que ese era su línea y no conocía a ninguna Antonella. La joven, más tarde, decidió escribir un tweet en el que contaba que un tal Walter le mandaba mensajes constantemente y de esta manera pudo descubrir la identidad de su acosador: él, al ver su tweet, le respondió que simplemente estaba enamorado y Antonella amenazó con denunciarlo si no se detenía; ante esto, comenzó a insultarla, pero de esta manera ella pudo saber su nombre completo -Walter David Cardozo- y asimismo se encontró con que su cuenta personal de twitter estaba llena de mensajes obscenos a una gran cantidad de chicas entre las que estaba incluída su propia prima. A su vez lo buscó en Facebook, donde pudo ver que reside en Buenos Aires y que frecuentaba el barrio de Puerto Madero al igual que ella, gracias a fotos subidas a su cuenta. Luego de esto lo bloqueó de ambas redes sociales. También tuvo que bloquearlo de Whatsapp luego de recibir mensajes de él despúes de un tiempo en el que sólo se dedicaba a llamarla, en lugar de comunicarse por texto como usualmente lo hacía.

La situación no se detuvo. Sin embargo, lo peor llegó cuando Antonella recibió dos mensajes que la hicieron caer en cuenta de la situación en la que se encontraba y la preocuparon y asustaron mucho: “Ya te tengo calada, Anto”, y al día siguiente “Pronto sentirás mi néctar en tí” el cual envió dos veces. Claramente, esto puso en alerta la joven y a toda su familia. Consideraron realizar la denuncia, aunque descartaron esta idea ya que no pensaron que sería recibida debido a ser un caso “menor” o que Cardozo podría llegar a tomar represalias, lo cual seguía siendo peligroso para Antonella; otra opción era llevar el caso a los medios, aunque los padres, según cuenta su hija, no tienen en claro cómo proceder ante tales circunstancias. De todas maneras, no la dejan salir sola en ningún momento y la cuidan celosamente, lo cual ella agradece como un gesto de cariño aunque expresa que la enoja mucho tener que llegar a tomar tales medidas por una situación así.

mensajes-de-texto-antonella-nagorine_segundoenfoque

Al momento de escribir la carta el último mensaje de Walter Cardozo habría sido recibido 5 días antes y las llamadas seguirían llegando constantemente y a diario. Sin embargo, luego de publicarla el sujeto le habría dejado mensajes de voz en los que no hablaba pero “se escuchaba cómo se masturbaba”, según contó la adolescente; el último mensaje de texto recibido la noche del jueves en que la carta comenzó a viralizarse fue “Te tengo re calada, estoy al acecho”.

Por otra parte, de acuerdo a una nota publicada por el portal web de InfoRegión, esta no sería la primera vez que Walter David Cardozo se encuentra denunciado como acosador de mujeres. La víctima, cuya identidad ha sido reservada, alega que fue amenazada, perseguida y hostigada por parte de este hombre desde sus 14 años, es decir, durante 18 años. Silvana Russi,  titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°41 y encargada del caso, hizo examinar a Cardozo y se determinó que padece de insanía y delirios -por lo cual se lo declaró inimputable- y el juez Manuel de Campos, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°21, decretó su internación en un centro psiquiátrico del cual no fuera posible una fuga, situación que debería ser definida por la Dirección Nacional de Salud Mental. Según la fuente, la mujer “manifestó que conoció a Cardozo cuando ella tenía 14 años en una parroquia donde compartían catequesis. Desde entonces, el hombre la habría hostigado y amenazado mediante llamados telefónicos diarios, para luego comenzar a efectuar denuncias falsas contra ella y su familia, por delitos contra la propiedad y hasta contra la integridad sexual”. Además se menciona que en años anteriores se le había prohibido continuar realizando denuncias debido a su estado de salud mental. La nota fue publicada el 17 de agosto del año pasado; sin embargo, a pesar de que su título reza que finalmente fue internado, se desconoce la situación legal actual de Cardozo y qué pasó realmente con su institucionalización..

¿Cuántas chicas más van a violar? ¿Cuántas chicas mas van a desaparecer? ¿A cuántas mas van a matar? HAGAN ALGO. HAGAMOS ALGO.” es el mensaje final que da Antonella en su testimonio. “Es hora de decir basta”. Desde la publicación de su testimonio ha recibido miles de mensajes de apoyo y asimismo otras personas que denuncian haber vivido situaciones similares en la actualidad o a lo largo de su vida. Al día de hoy, cuenta con más de 26 mil compartidos y 18.500 me gusta. En Twitter, la reacción había sido similar, teniendo mucha repercusión entre los más jóvenes; sin embargo el tweet se encuentra dado de baja, lo cual Antonella advirtió que ya había sucedido con anterioridad.

Este, por supuesto, es solamente una de las millones situaciones de acoso virtual que viven adolescentes y mujeres alrededor del mundo. Aunque la situación legal de este tipo de casos no tiene el peso que debería tener o muchas veces se encuentran “vacíos” legales debido a la dificultad para encontrar pruebas certeras o que puedan respaldar una denuncia sólida, no deja de ser algo que preocupa mucho sobre todo a los padres con hijas que sufren de acosos, insultos y/o amenazas por parte de hombres que pueden o no conocer y definitivamente existe la posibilidad de que terminen en tragedia. A pesar de los recaudos que puedan tomarse, hay que tener en cuenta que siempre es posible tener acceso a números de teléfono, cuentas de redes sociales, direcciones de domicilios e incluso los lugares frecuentados, si alguien así se lo propone. Es por esto que un pedido como el de Antonella debe ser considerado por la justicia, ya que no es un caso aislado. El acoso virtual es tan real como el resto de los acosos -tal como el padecido por la víctima que denunció haber sido hostigada durante 18 años por el mismo hombre-, y es necesario generar un espacio legal en el que la víctima pueda tener la seguridad que su renuncia será recibida, sentirse contenida y protegida por la justicia y poder saber que efectivamente se realizará una investigación para dar con el acosador y aplicar las medidas y condenas correspondientes en cada caso.

A continuación, la carta completa desde el Facebook de Antonella:

Hace más de seis meses que una persona me manda mensajes al celular, empezaron siendo poemas y al final de cada uno…

Posted by Antonella Nagorine on jueves, 31 de marzo de 2016

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments