Activarán el 17 trámites sobre entrega de Puigdemont

99

Los exfuncionarios deberán presentarse ante la Cámara del Consejo belga

El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont; y sus cuatro ex asesores, tendrán un segundo encuentro con la justicia belga a las 14:00 horas del próximo 17 de noviembre. La información fue difundida ayer mediante un comunicado, por la Fiscalía de Bruselas.

En esta ocasión, los cinco deberán presentarse ante la Cámara del Consejo de Bruselas. Instancia de primera que toma decisiones en torno a los procesos de entrega.

 

15 días para decidir

El juez encargado tendrá un plazo de 15 días para concluir si Puigdemont y los exfuncionarios regresarán a España, a petición de la Audiencia Nacional ibérica.

La justicia belga debe demostrar que al menos uno de los delitos que se les imputan existe también en Bélgica, para así poder dictar sentencia.

En caso contrario, será difícil acordar la entrega a España bajo los estatutos del euroorden, instrumento común europeo más automático que la extradición.

La justicia belga tendrá 15 días para emitir una decisión en torno a la extradición de Puigdemont y exfuncinonarios

 

¿Cómo sería el proceso?

Los acusados y la Fiscalía belga podrían recurrir la decisión de ese juzgado de primera instancia. España no podría apelar porque se trataría de un proceso legal belga.

El recurso se introduciría en un lapso no mayor de 24 horas, teniendo 15 días para su resolución.

Luego de este primer paso, es posible que se dé una segunda apelación ante la Corte de Casación, que tendría otros 15 días para tomar una decisión.

Si acepta el recurso, devuelve la causa al tribunal de primera instancia, que debe emitir su sentencia definitiva de nuevo en 15 días. Si no lo admite, se ejecuta esa primera decisión que fue recurrida por alguna de las partes.

En caso de que se acepte la entrega

En el caso de que la justicia belga admita la entrega, el juez determinará la fecha en que debe verificarse, la cual no debería superar los 10 días.

Si todo el proceso toma más de 60 días, es posible que se prolongue otro mes más, hasta un total de 90.

Hay otro escenario

La justicia belga podría encontrar que ninguno de los delitos que se imputan a los acusados tiene correspondencia exacta en el código penal de Bélgica.

La defensa podría alegar que los derechos fundamentales de sus representados podrían verse vulnerados en España, razón por la cual no deberían ser entregados.

Por su parte, representantes del gobierno ibérico consideran imposible esta opción, ya que ambas naciones son Estados de derecho que forman parte de la Unión Europea.